Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Trama 1: El Despertar (Prólogo)
Lun Nov 24, 2014 10:56 pm por Neru-kun

» Neru Komehada
Lun Nov 24, 2014 10:43 pm por Neru-kun

» Knoxville art cosnervatory (elite)
Miér Feb 26, 2014 4:43 pm por Invitado

» Reglas Generales de Rol
Jue Feb 13, 2014 10:50 pm por Félix Chivalrous

» Aku no Musume {Rilliane ID} (En proceso)
Sáb Feb 01, 2014 3:44 pm por Rilliane L. D'Austriche

» Busqueda de Aristocratas
Sáb Feb 01, 2014 1:48 pm por Rilliane L. D'Austriche

» Sistema de Combate -Marcha Blanca-
Vie Ene 10, 2014 6:39 pm por Alice Baskerville

» En busca de respuestas [Priv. Astrid]
Vie Ene 03, 2014 3:51 pm por Astrid Ritter

» Solicitud [Priv. Dahlia Carnation]
Vie Ene 03, 2014 3:27 pm por Astrid Ritter

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Vie Oct 28, 2016 4:41 pm.
FOROS ÉLITE
Hermes RolParallel Hearts {PH Rol}Pandora: Shin Seiki

Mi lealtad, mi vida...[Privado Nicholas Donovan]

 :: 3° PISO :: ÁTICO :: PASILLO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Anochecer Mi lealtad, mi vida...[Privado Nicholas Donovan]

Mensaje por Dimitri el Mar Feb 19, 2013 4:08 am

Dimitri se encamino rápido hasta un lugar adecuado para poder solicitar la presencia de el príncipe oso, anduvo durante unos minutos por los pasillos del primer piso luego de que bajase del dormitorio hasta que decidio volver a subir para poder pedir una audiencia con su eminencia el príncipe, subio lentamente las escaleras como si el cuerpo le pesara demasiado y al llegar se sintió una presión distinta cuando pudo poner el pie en la madera del pasillo.

¿El club de los aristócratas? entonces recordó aquella vez que irrumpió en el tercer piso quizás aquellos niños que se encontraban allí formaban parte de ese club, pensó por un momento que no pudo haber encontrado mejor lugar.

Camino hasta la mitad del pasillo ya que el hambiente pesado no le permitio poder seguir andando entonces penso por un momento, puso pues una rodilla en el suelo mostrando sumision el aire era denso y le costaba respirar, asumio por tal suceso que su presencia no era muy bienvenida en aquel sitio y susurrando llamo a su príncipe, no le gritaría pues tendría que estar loco para hacerlo.

~Su alteza seria tan amable de concederme el honor de su presencia~ al momento de susurrar estas palabras deseo con toda su alma que el príncipe le escuchara y que se presentase ante el pero lo que mas deseaba era demostrarle su lealtad...

† - † - † - †

El fuego de mi alma y la ira de mi corazon lo consumiran todo

Dimitri Maximoff

Dimitri
Mendigo
Mendigo

Edad : 16
Carga : Destino
Mensajes : 60
Botones : 74
Puntos de Favor : 0
Fecha de nacimiento : 06/12/1915

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: Mi lealtad, mi vida...[Privado Nicholas Donovan]

Mensaje por Nicholas Donovan el Jue Feb 28, 2013 9:26 pm

Los huesos de su ser crujían como nunca. ¿Cuánto tiempo llevaba descansado?, realmente no lo sabía, cuando cerraba sus ojos el tiempo se hacía efímero, como un suspiro en la eternidad del universo.

El olor a rosas que siempre le acompañaba estaba más abundante de lo normal, como si estuviese durmiendo en un botón de rosa. Pero no, estaba en su cama plácidamente soñando con futuros que no vendrán y pasados que son solo eso, pasado. Estaba ensimismado en pensamientos y en recuerdos amorosos con su amada princesa.

- ¿¡Ah?! - una presencia irrumpió dentro de sus aposentos, alguien había entrado al tercer piso. Al palacio de la aristocracia. Alguien había susurrado su real rango en voz lo suficientemente alta como para interrumpir sus pensamientos.
Vagamente se levantó de la cama, las imágenes de Dahlia bailaban como siluetas borrosas en las paredes de la habitación, y con un suave bamboleo de la mano derecha de Nich, estas desaparecieron.

La ropa elegante lo vistió de pies a cabeza, un traje elegante como de militar lo vistió de pies a cabeza, el color verde le gustaba, resaltaba el color de su piel y el de sus ojos. las condecoraciones brillaban en su pecho, y la fusta de cuero colgaba en su cinturón. Esta vez no escatimaría en preámbulos, no estaba de humor, solo estaba descansando esperando los regalos de los pequeñitos, y antes de que el tiempo estuviera previsto, alguien arruinó toda su siesta.

Cruzó el umbral de la puerta de su santuario. Caminó hasta la sala de tributos y abrió la puerta. Las luces del pasillo le irrumpieron la mirada, andaba sin sus gafas por ende no veía muy bien cuando la luz le pegaba de frente. entrecerró los ojos, y analizó el manchón borroso que se encontraba en el suelo. Pasaron unos pocos segundos hasta que analizó que era su Barón, avanzó hacia este parándose frente a este, cruzando los brazos.

- ¿Qué te trae por estos lares Dimitri? - dijo mientras ponía una pierna sobre el hombro del pequeño pirómano y presionó no muy fuerte hacia abajo. - ¡¿Sabes que los niños pequeños no deben merodear por el tercer piso sin permiso?! - levantó un poco el tono de voz que utilizaba y lo cargo de un acento pesado, cosa de que cualquiera notara que el estaba molesto porque lo habían despertado. Una de las cosas que más odiaba.

Sacó la pierna del hombro de Dimitri, dió un paso atrás y tomó la fusta apretándola fuertemente mientras se golpeaba la palma de la mano libre. Miró fijamente al muchacho, esperando las respuestas a sus preguntas.

† - † - † - †

"Be carefull peasant, i'm your prince, i'm your master, i'm everything in your world..."  

Nicholas Donovan
El Príncipe Vengativo
El Príncipe Vengativo

Carga : Muerte
Mensajes : 126
Botones : 171
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: Mi lealtad, mi vida...[Privado Nicholas Donovan]

Mensaje por Dimitri el Vie Mar 01, 2013 7:01 pm

La espera habia concluido... su majestad el principe aparecio frente al joven arrodillado, sin dudas su presencia era imponente y lo unico que el joven alcanzo a ver era los zapatos del principe, ya lo habia hecho enojar una vez pero esta vez seria diferente puesto que tenia algo en mente el unico problema y es el que siempre cambia las cosas es que salgan como realmente se esperan y eso Dimitri lo tenia mas que claro puesto que la misma ley universal lo habia puesto en esta situacion pero que mas se le podia hacer ya era tarde para arrepentimientos no podia tan solo pararse y salir huyendo no era algo de caballeros ademas no era su estilo puesto que el siempre llevaba sus decisiones hasta las ultimas consecuencias.

Escucho atentamente las palabras del principe, sus preguntas por cierto siempre al grano pues no nesesitaba mas, la bota del principe presiono aunque no muy fuerte en el hombro del joven quien aguanto estoicamente pero siempre con la cabeza agachada porsupuesto ya que debia demostrar la sumision hacia el y con una voz serena pero animosa se dispuso a responder sin demora las preguntas del principe.

-Lo se, su alteza pero por desgracia no se me ocurrio mejor lugar para poder pedirle audiencia, vine hasta aqui con el proposito de entregarle el tributo que usted pidio- al momento de decir estas palabras el joven tomo el trozo de vidrio que tenia y lo coloco despacio frente a el entonces prosiguio.

-Usted pidio nuestros corazones y por supuesto he venido a traerle el mio, usted pidio lealtad absoluta, bueno, pues esta es mi forma de demostrarla asi deba morir para eso, una vez le prometi serle fiel por la eternidad y pienso llevar mi promesa hasta las ultimas consecuencias- Dimitri miro al principe en el momento que decia esta ultima frase solo para que el principe pudiese ver que no habian dudas en las palabras que decia despues de todo sabia mantener una promesa y le estaria eternamente agradecido por la amabilidad que le mostro la primera vez, volvio a mirar al suelo esperando la respuesta del principe....

† - † - † - †

El fuego de mi alma y la ira de mi corazon lo consumiran todo

Dimitri Maximoff

Dimitri
Mendigo
Mendigo

Edad : 16
Carga : Destino
Mensajes : 60
Botones : 74
Puntos de Favor : 0
Fecha de nacimiento : 06/12/1915

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: Mi lealtad, mi vida...[Privado Nicholas Donovan]

Mensaje por Nicholas Donovan el Vie Mar 08, 2013 3:22 am

Apresurarse solo trae complicaciones, la premura del accionar y el estallido incesante de la pasión del corazón siempre hacen actuar a la gente de la peor manera. El príncipe era una de esas personas, que se dejaba llevar por el vaivén de emociones cuando así lo quería, y esa era una de esas oportunidades. Observaba al inocente y débil subdito que se arrastraba bajo sus pies.

[¡Juz! Hay veces en las que no sé si reir o llorar ante semejantes demostraciones del corazón humano]

Puso la boca en una especie de morisqueta extraña, el labio inferior un poco salido y el superior sumido dentro de la boca, dió un soplido y levantó un mechón de pelo que caía graciosamente entre sus ojos el cual se levantó, bailó por un instante y cayó a un costado del rostro mientras con los ojos hacía un gesto como de aburrimiento.
No le faltaba el respeto pensar en el como un trozo de carne que caminaba, hablaba y era fiel con todo su ser. Solo que a veces no le agradaba la condescendencia con la que algunos actuaban, era como si le quitasen a la vida de rey, el sazón de exigir e imponer el respeto. ¿Donde quedaba la benevolencia del mandamás, cuando nadie hacia nada para merecerla?, ¿Qué clase de emperador se lleva bien con la servidumbre sin ser traicionado cuando menos lo espere?

La verdad es que el príncipe era bastante arraigado a la desconfianza, después de tanto tiempo abandonado en el orfanato, y del relicario que guarda bajo la camisa, junto a la cicatriz que refleja el espacio vacío en el pecho de este, donde alguna vez estuvo su corazón. El frío del metal como que por un momento quemó con el fuego del recuerdo y el príncipe hizo una mueca de malestar.

- Tu promesa es una vana idea, pequeño Dimitri - se acercó a el, con la voragine de ideas en su cabeza, cada vez que despertaba mal, se ponía de mal humor porque no podía concentrarse por completo. - Las promesas de verdad son deseos de vida, son juramentos a la vida, no el ofrecimiento de lo poco y nada de humanidad que te queda - dijo mientras levantaba la fusta en lo alto, y la dejaba caer sobre el rostro del pequeño.

- ¡¿Ahora seguirás apreciándome pequeño Dimitri?! -

Dijo mientras levantaba y dejaba caer la fusta una y otra vez sobre la cabeza y rostro del barón. No le importaba lo que el respondiera, esa era su manera de sacar un poco el desorden de su cabeza, y con cada nuevo golpe, una de las enredadas ideas volvía a su forma. Una de las personalidades que podrían salir a flote, volvía a ser parte del subconciente inconciente de Nicholas, los recuerdos dolorosos de promesas rotas se iban con cada golpe, y de a poco, pese a ser tan cambiante y efusiva su reacción (contrario a como todo el mundo podía apreciarle en el día a día), volvió en sí y dejó de golpear al pequeño. En vez de eso, dejó caer la fusta, la cual desapareció entre las sombras del suelo apenas tocó estas.

- ¡Ahhhh, Pequeño Dimitri, ¿Estás seguro de querer perder tu vida por una promesa? - le preguntó mientras metía la mano en el bolsillo de su pantaloncillo, para sacar una cuchilla de filo reluciente. Las luces del pasillo reflejaban en el filo y el mango plateados, los blancos guantes del pequeño contrastaban a su vez con el arma. La pasó por su boca, casi saboreando el filo.

- Si la respuesta es sí... - dijo mientras ponía un pie sobre el hombro del pequeño, agachándose sobre este y con la mano libre tomándo al pequeño por la cabellera, tirando de esta y levantando su cabeza - ... entonces, ¿qué esperas para darmelo? - soltó el cabello, sacó su pie del hombro y dió media vuelta, dándole la espalda, esperándo la respuesta, con una mirada perdida, absorta en pensamientos de locura. Tal vez la primera noche en una eternidad completa, en la que deja salir un poco de su esencia de locura.

† - † - † - †

"Be carefull peasant, i'm your prince, i'm your master, i'm everything in your world..."  

Nicholas Donovan
El Príncipe Vengativo
El Príncipe Vengativo

Carga : Muerte
Mensajes : 126
Botones : 171
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: Mi lealtad, mi vida...[Privado Nicholas Donovan]

Mensaje por Dimitri el Vie Mar 08, 2013 8:12 pm

El joven sintio que los minutos se hicieron eternos como si el tiempo mismo se hubiese detenido le costaba un tanto respirar no sabia si era por estar en precencia del principe o porque estaba nervioso de lo que el le diria en ese momento, no podia asegurarlo pero de algo si estaba totalmente seguro.... el cumpliria con el tributo.

El principe habia roto el silencio sepulcral que habia en ese pasillo entonces se acerco al arrodillado joven y comenzo a golpearlo con una fusta... si, los golpes le dolian pero no se comparaban a la golpiza que los habitantes del pueblo le habian propinado antes de dejarlo en el orfanato estos golpes mas parecian una reprimenda como si hubiese hecho algo malo y aunque quizas asi fuese el seguiria tan firme como habia llegado... el principe le hablaba mientras le golpeaba el rostro una y otra vez hasta que de un momento a otro dejo de golpearlo pero fue un breve momento un fogaz movimiento de su mano que Dimitri alcanzo a ver solo de reojo pues ya no era una fusta lo que llevaba en su mano sino una cuchilla que brillaba la la luz de la luna.

El principe tomo a Dimitri por el pelo y la ultima pregunta que le hizo tuvo mucho efecto en el joven fue como una mezcla de sentimientos tremenda, en cierto modo lo estremecio y lo hizo pensar.

[Humanidad...ya no significa nada para mi esa palabra... mi vida ya no tiene razon de ser... no tiene caso seguir con vida si no se tiene un motivo.... en ese caso buscare un motivo para existir en la muerte... claro si es posible...]

El joven Dimitri tomo un hondo respiro disipando asi todo pensamiento de duda que le quedase en la cabeza entonces se levanto tomo su morral y lo dejo a un costado del pasillo tambien se quito el poncho que llevaba puesto y lo dejo en el mismo lugar que el morral entonces miro a su principe que estaba de espaldas mirandolo solo de reojo empuñando el cuchillo.

-Si mi principe, la respuesta es si, yo Dimitri Maximoff estoy dispuesto a morir para asi demostrar que mis palabras son reales... hasta ahora mi vida no ha tenido ningun sentido, crei haberlo encontrado cuando conosi a la chica que me libero de mis cadenas... pero como todo lo que el destino me ha quitado... ella tambien desparecio.... Por eso si he de morir para que mi existencia tenga sentido entonces sin lugar a dudas la respuesta es si.-

En ese momento Dimitri avanzo rapidamente hacia el principe y le arrebato el cuchillo de la mano que lo sostenia, lo tomo bien firme con las dos manos y se abrio el pecho con fuerza, sintio un agudo dolor que no pudo disimular ni por muy resistente que fuese lo que le hizo encojerse hacia adentro y en una reaccion involuntaria dejo caer la cuchilla y se tapo la herida con las manos pero sabia en su interior que eso no lo solusionaria, Dimitri se miro asimismo y vio brotar la sangre tan calida como el abrazo de un ser querido, ese liquido color rubi que ahora se escurria lentamente por sus manos, las piernas rapidamente iban sediendo ante la falta de fuerzas y de vida en ellas hasta que pasado unos momentos el joven se desplomo cayendo de rodillas sobre la madera del pasillo ahora manchada con sangre.

Dimitri se saco las manos de la herida dejando que la herida se viese completa por consiguiente la sangre broto rapidamente de la herida entonces el joven miro al principe que ahora ya era una borrosa imagen frente a el -Mi principe........por favor acepte......mi tributo.....-
A esas alturas la vida ya casi habia escapado del cuerpo de Diimitri lo que hiizo que sus brazos cayesen por inercia para el tan pesados como el plomo sus ojos comenzaron a apagarse pero el no lo permitio acopio su voluntad para escuchar a su principe...

† - † - † - †

El fuego de mi alma y la ira de mi corazon lo consumiran todo

Dimitri Maximoff

Dimitri
Mendigo
Mendigo

Edad : 16
Carga : Destino
Mensajes : 60
Botones : 74
Puntos de Favor : 0
Fecha de nacimiento : 06/12/1915

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: Mi lealtad, mi vida...[Privado Nicholas Donovan]

Mensaje por Nicholas Donovan el Lun Mar 25, 2013 4:08 am

Todo daba vueltas en su cabeza, porfin recobraba un poco la compostura, después de dejar salir un poco de locura es que la cordura puede volver a asentarse en su cabeza, es como apuñalar la erida para dejar que salga la "mala sangre". Es medicina antigua, la más letal, pero la más "efectiva". Retomando su conciencia a la situación en que esta envuelto, y asimilando sus actos, se da cuenta del saño que pudo haber causado, y a la mala impresión que pudo haber dado. Recordó un poco los momentos de su niñez, luchando contra los modales, y siendo castigado y recordó el porque comenzó a ser un señorito de bien. Ella como siempre aparecía en su cabeza.

Sin el ánimo de seguir flagelando el cuerpo del pequeño barón. El no merecía tal violencia después de haber llegado con tales intenciones tan loables y dignas del más noble caballero siempre fiel a su señor. El no merecía las magulladuras que había recibido por un mal despertar, había que arreglar lo malo, y había que hacerlo ahora.

Ensimismado y absorto estaba en sus pensamientos cuando ni siquiera pudo percatarse del arrebato de la daga, de su daga, de sus propias manos. Lo único que pasó por su cabeza, fueron unos balbuceos extraños, y sintió la piel del pequeño trozo de carne que decía ser su servidumbre, tocándo su sagrada existencia. Y luego de eso un balbuceo extraño que sonaba como al agonizante adios.

"-Mi principe........por favor acepte......mi tributo.....-"



¿Porque cuando uno quería ser bueno, el mundo y sus lacras, se encarga. Y hasta conspira por hacer que uno haga completamente lo contrario?

¿Porque los rosales no crecen a menos que los bañes cada amanecer con el rocío de tus lágrimas ya marchitas, bañadas de lunas vacías de recuerdos perdidos de aquellos que se fueron y no volverán porque en este lugar de vacío, nadie puede verse directamente a la cara?


La respuesta es simple, porque nadie aquí ha aprendido el verdadero significado de su estancia. Y eso es lo que los prícipes van a hacer, todo tiene un motivo, todo tiene un porque.

Estiró la mano libre, la otra sujetaba fuertemente el cuchillo, cerró los ojos y respiró profundo, se comió de golpe la ira que lo llenaba. Sonrió para hacer que esta se disipase más rápido. El brillo del cuchillo en su mano ahora encandilaba a quién estuviese cerca. Dio la media vuelta para quedar de frente al muchacho que se acercaba con la intención de arrebatarle el cuchillo. Nicholas ya sabía lo que iba a pasar, y no permitiría que pasara dos veces.

Estiró hacia el frente la mano libre, en señal de detención. El filo de la navaja ahora se cerraba de vuelta en su mango, ninguna mancha de sangre se retorcía en su filo, sino que estaba más limpio que cuando salió del bolsillo del príncipe. La mirada fría, "apuñalando" a quien se atreviera a desafiarlo, los labios apretados, el pecho firme y en ristre, posición completamente defensiva.

- Atrévete a poner una mano encima de mí,
atrévete a desafiar mis palabras con las tuyas,
Atrévete a poner un pie dentro de mi area de paz... -


Las palabras salían rápidamente como proyectiles en pleno campo de combate, las luces del pasillo parpadeaban quejumbrosamente en respuesta a cada uno de los respiros entrecortados entre una palabra y otra.

- ... Y te lo juro que esta vez, sere yo quien te arranque el corazón. -


Pobre Dimitri que se llevaría unos segundos de sorpresa, sin saber si lo que hizo pasó o no. Con los príncipes no se juega pequeñin. Esa es una lección que no olvidarás pequeño, nunca la olvidarás.

† - † - † - †

"Be carefull peasant, i'm your prince, i'm your master, i'm everything in your world..."  

Nicholas Donovan
El Príncipe Vengativo
El Príncipe Vengativo

Carga : Muerte
Mensajes : 126
Botones : 171
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: Mi lealtad, mi vida...[Privado Nicholas Donovan]

Mensaje por Dimitri el Miér Mar 27, 2013 6:52 pm

Dimitri ya casi no respiraba esperando que su principe respondiera a su pregunta pero desgraciadamente no pudo soportar mas y desfallecio ante el cerrando los ojos ya sin vida, y asi parecio que hubiese pasado mucho tiempo pero de un momento a otro algo paso... algo que el joven baron no podia explicar ya que se encontraba mirando de frente al principe claro que este tenia un semblante demoniaco en su mirada, reaccion que hizo que Dimitri quedase paralizado al instante ya que jamas habia visto al principe en esa faceta pero algo no encajaba..... el joven baron sabia que algo no andaba bien, miro en panorama al principe su navaja brillaba con una intensidad un tanto sobrenatural pero fue por unos momentos antes de que desapareciese en el bolsillo del principe, la mente de Dimitri estaba confusa entre el ahora y lo que ocurrio antes fuese lo que fuese pero no por esto no presto atencion a las palabras del principe, al contrario pues sonaron claras como agua de manantial a los oidos del baron quien no hizo otra cosa mas que arrodillarse ante su eminencia en señal de sumision.

Se seguia sintiendo extraño y continuaba en silencio tratando de dilucidar el misterio de lo que habia ocurrido pues la ultima amenaza del principe... sus ultimas palabras parecian no tener sentido pero a la vez fueron una gran pieza en el rompecabezas de la mente del baron,,,, esta vez?? pensaba el baron entonces sintio palpitar fuertemente su corazon y recordo el momento en el que cerro los ojos y como se sintio en ese momento entonces pudo atreverse a pensar que entendio lo que habia ocurrido pero no podia asegurarlo y supuso que guardar silencio seria peor en este momento.

-Mi principe.... me atrevo a creer que entiendo lo que ha ocurrido y siendo asi asumo que falle...- su voz se lleno de odio pero no hacia el principe sino que hacia el mismo por haber fallado.

Golpeo el suelo gracias a la furia que se apoderaba de el -Por que...por que...porque??!!!... me siento tan incompetente!!!!! cuando siento que estoy en lo correcto siempre me equivoco.... por que???!!!!!- continuo golpeando el suelo siegamente ya que su propia ira lo habia sacado de si.... sus golpes eran incesantes y entre cada golpe parecia gruñir como si se tratase de un animal y en ciertos momentos se escuchaba repitiendose la misma pregunta...

El animal ya estaba desatado pero que seria de el en adelante.... solo su principe tenia la respuesta......

† - † - † - †

El fuego de mi alma y la ira de mi corazon lo consumiran todo

Dimitri Maximoff

Dimitri
Mendigo
Mendigo

Edad : 16
Carga : Destino
Mensajes : 60
Botones : 74
Puntos de Favor : 0
Fecha de nacimiento : 06/12/1915

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: Mi lealtad, mi vida...[Privado Nicholas Donovan]

Mensaje por Nicholas Donovan el Vie Mar 29, 2013 1:05 am

La noche se hacía menos densa conforme la tranquilidad del príncipe pasaba de su cabeza a los pies de aquél que frente a sí, sufría la epifanía de poder observar de primera mano, el poder señorial y divino del príncipe vengativo. Una ofensa contra el tiempo, una torcedura de mano al destino. El poder de volver a revivir los momentos en cuerpo y alma.

[Porque tanto lamento si la noche es joven y el tormento no ha sido liberado de la prisión del olvido... ¡Se supone que el jovencito berrinchudo debería ser yo!]

El pensamiento se coló por la cabeza del príncipe e hizo que una sonrisa ladina escapara de su boca. Ignorando completamente el sufrimiento que carcomía al muchacho frente a sus ojos, al trozo de carne con olor a flores chamuscadas. A Nich no le importaba ninguna flor que no fuese la rosa más roja de su jardín, la princesa entre las princesas, aquella que entre sus manos cobija su corazón, abrigándole con el amor intenso que solo ella puede darle.

- ¡Ah! Mi querida y adorada Dahlia... - un suspiro escapó de su sonrisa que ahora se acompaño de un rubor un una pequeña sonrisita romántica, completamente fuera del contexto en que estaba momentos atrás. Otra vez se perdió en los pensamientos de su amada, otra vez cedió ante los arrebatos del corazón arrancado, y observó nuevamente al pequeño muchacho frente a el.

Recapituló el vaivén de su actuar desde los casi cinco minutos que llevaba en el pasillo. Para nadie habría sido fácil vivir lo que vivió el muchacho, pero en sus ojos observó su pasar de sus actos precedentes al encuentro con el príncipe. Vio el encuentro fortuito con el Profesor, el accionar en la sala de clases, la imprudencia con que cometía sus actos. Frunció el ceño.

Le vio allí arrodillado en el suelo. Gritándole a los cielos, quejándose como cualquier niño berrinchudo que no obtiene lo que quiere, y en su cabeza la decisión fue más plena.

- ¡Levántate! -


La orden resonó por entre las paredes del pasillo, como si el orfanato se estuviese hablando a través del principe, o al revés. Giró para darle la espalda, no quería ver tal imágen. No le hacía bien a su humor, una cosa es el respeto, lo otro es la lástima.

- ¿Sabes Dimitri?, la primera vez me caíste en gracia, tu accionar me llamó la atención - dijo mientras caminaba a la puerta - Eras como el pajarillo que irrumpe en una velada al aire libre - levantó las manos, como estirando el cuerpo, después de todo hace no mucho había despertado - Al principio te ves bien, pero después de un rato comienza a incomodar tu presencia - dijo, en su cabeza ya está todo más claro. Estiró las manos hacia adelante y avanzó hacia la puerta.

- En estos momentos, estoy pensando seriamente en asesinarte Dimitri - dijo junto a la puerta mientras daba la vuelta para mirarlo de frente ahí en el suelo, gruñendo y quejandose como un animal rabioso - ¡Dame una razón para no hacerlo! - Dijo mientras de su mirada llena de amor por la princesa, nació la lástima que se tiene por el moribundo.

Las lámparas del pasillo comenzaron a pestañear.

† - † - † - †

"Be carefull peasant, i'm your prince, i'm your master, i'm everything in your world..."  

Nicholas Donovan
El Príncipe Vengativo
El Príncipe Vengativo

Carga : Muerte
Mensajes : 126
Botones : 171
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: Mi lealtad, mi vida...[Privado Nicholas Donovan]

Mensaje por Dimitri el Vie Mar 29, 2013 11:59 pm

Dimitri estaba descontrolado por la furia pero la orden de el principe hizo que el baron retomase la conciencia e inmediatamente el dolor causado por las heridas de las manos producto de los golpes pasados invadio al muchacho que solo se quejo para si mismo del malestar que producian.

Miro al principe que hasta ese momento aun estaba frente a el pero esta vez dandole la espalda, aunque confundido a causa de haber estado fuera de si, el muchacho entendia la postura del principe o por lo menos creia hacerlo y en verdad no esperaba mas y luego de un momento de silencio el principe hablo nuevamente.

[Y pensar que le habia caido en gracia al principe.... supongo que ya habra cambiado de opinion hacia mi.....]

Dimitri veia aun con un poco de desconcierto el actuar del principe que ahora comenzaba a caminar en direccion de donde habia salido y por lo visto ya sin animos de seguir en presencia de tan patetico ser que era en ese momento Dimitri entonces el principe pronuncio unas palabras inesperadas..... y al parecer por el tono de las mismas no dudaria en tomar una desicion prematura si el joven permanecia en silencio pero lo que dijo luego evidencio por un breve lapso las morbidas intenciones del principe que teniendo la posibilidad y la capacidad de terminar con la vida del pequeño le daba ahora una posibilidad de redencion.

-Lamentablemente para mi no tengo razones para que no me mate, se que he pecado al ser imprudente e impulsivo pero encontrare una buena razon para que se sienta orgulloso de haberme perdonado la vida....... por favor mi principe acepte esto- el joven sabia dentro de si que lo que dijo habia sido peligroso pero era lo unico que hubiese podido decir.

Tomo el trozo de vidrio aun en el suelo y con la sangre aun fresca que brotaba de las heridas de sus manos dibujo un corazon, simple pero se entendia que era un corazon, entonces y con el pensamiento resuelto de lo que debia hacer desafiando toda logica se acerco al principe deteniendose a escasos metros de el, quizas lo mas cerca que habia estado de el entonces dejo el trozo de vidrio en el suelo y volvio a su posision inicial sin darle la espalda al principe entonces se puso su poncho nuevamente y tercio a la espalda su morral..... y entonces espero.....

† - † - † - †

El fuego de mi alma y la ira de mi corazon lo consumiran todo

Dimitri Maximoff

Dimitri
Mendigo
Mendigo

Edad : 16
Carga : Destino
Mensajes : 60
Botones : 74
Puntos de Favor : 0
Fecha de nacimiento : 06/12/1915

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: Mi lealtad, mi vida...[Privado Nicholas Donovan]

Mensaje por Nicholas Donovan el Dom Abr 07, 2013 9:21 pm

Habia dado todas las pistas, había entregado todas las ideas en el gran mensaje a través de los megáfono, y Dimitri aun no entendía del todo la idea de sus palabras. El ultimátum que había salido de su boca no fue por capricho, sino que detrás de eso había una idea seria y concreta, el príncipe nunca daba una puntada sin hilo.

[¡¿Como carajos la gente no entiende lo que digo, acaso hablo en chino?! ¡Ahhhh Dahlia, dame la fortaleza de no asesinarlos a todos en este momento!]

Ese era solo un pequeño pensamiento que nacía de la cabecilla del príncipe en los momentos en que la locura se diseminaba por entre los poros de su cabeza. Es cucho con parsimonia la respuesta de Dimitri, realmente ya no sabia que pensar. Las pruebas eran claras, su temperamento le había jugado en contra.

Se mantuvo de pie junto al umbral de la puerta, las lamparas del pasillo seguían tintineando, cada vez volviéndose mas opacas y menos iluminadas. El príncipe se movió dentro del mínimo espacio que cubrían sus pies para girar sobre su eje, observar al pequeño y nauseabundo que se alejaba, vio el trozo de vidrio en el suelo y sonrió.

- Creo que entre todo el mar de malas decisiones, por fin tomaste una forma correcta - su voz sonaba con una parsimonia digna de una persona calma, ya no demostraba ninguna emoción, ni buena ni mala. La hora ya había llegado y el lo sabia.

- Ahí esta la puerta, ya sabes que hacer con el tributo - dijo y al unisono las luces del pasillo oscurecieron, sumiendo todo en la mas profunda oscuridad. El príncipe uso esto para apelar a su salida del pasillo, ya no tenia nada que tratar con el barón.

- Cuida tu lugar Dimitri, cuídalo bien y no cometas error alguno - Se escucho la voz del príncipe resonar en el pasillo, pese a que su presencia ya no estaba en ese lugar, su voz quedo remanente en el pasillo, entregando el ultimo aviso.

- Hay muchas personas que merecen el lugar que tu posees, y otras tantas que lo desean con fervor, cuida tus pasos Dimitri, nunca olvides ser un niño bueno -

El tributo estaba ya en las manos del pequeño condenado, el príncipe no tenia nada que hacer con el muchacho. La puerta al final del pasillo mostraba su caja de madera con la puertecilla abierta, esperando el tributo venidero.

[Salgo de escena]


† - † - † - †

"Be carefull peasant, i'm your prince, i'm your master, i'm everything in your world..."  

Nicholas Donovan
El Príncipe Vengativo
El Príncipe Vengativo

Carga : Muerte
Mensajes : 126
Botones : 171
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: Mi lealtad, mi vida...[Privado Nicholas Donovan]

Mensaje por Dimitri el Lun Abr 08, 2013 10:31 pm

Una vez se alejo del principe mantuvo su postura a escasos metros de el entonces pudo ver como el principe observo su regalo que silencioso estaba frente a el y que con cada segundo que se extinguia la sangre sobre el se iba secando inevitablemente, el joven solo escucho calmado ya despues de haberse dejado llevar por sus emociones, las palabras de su eminencia.

La primera afirmacion del principe le dio al muchacho una pequeña pizca de esperanza, ya era segunda vez que el joven era perdonado por la realeza pero esta vez le quedaba un poco mas claro, ahora tenia un proposito, una fuerte razon para hacer las cosas de la manera correcta tambien sabia que desde ya tendria que medir mucho sus palabras en presencia de la realeza y no tan solo sus palabras sino tambien sus emociones y acciones que muchas veces por su caracter impulsivo le han jugado en contra.

Por lo que dijo acontinuacion le dio a entender al joven que su tributo era valido pero que como habia dicho hacia unas horas deberia ser el mismo quien lo entregase en la caja de la puerta.

Subitamente las luces y su debil resplandor murieron a la vez que la voz del principe quedaba en silencio, pasaron escasos segundos para que la vista de Dimitri se acostrumbrase a la escasa luz de luna que se filtraba del exterior entonces pudo darse cuenta que el principe se habia ido, desaparecio tal y como la luz del pasillo. Dimitri comenzo a caminar despacio hacia la puerta y a cada paso podia sentir el latido de su corazon quepor alguna razon desconocida para el ahora palpitaba fuertemente tras cada paso.

Al tomar el pedazo de vidrio escucho nuevamente la voz del principe pero esta vez era como si todo el lugar le hablase directamente, las palabras de advertencia no pasaron inadvertidas, se estremecio un poco al pensar en ello y reafirmo lo que habia determinado momentos atras.

Una vez frente a la puerta se escucho nuevamente la voz del principe esta vez reiterando el primer aviso, le quedo mas que claro por supuesto, el en ese momento se propuso mantener su puesto dentro de el club de los aristocratas y de esr posible subir en el escalafon pero primero lo primero debia hacer caso a las sabias palabras del principe ya que asumia que su mensaje tenia cierto proposito, Dimitri sabia de realeza y su principe como tal no diria algo que no tubiese sentido ni motivo quizas el puesto de principe sea el mas dificil de ocupar ya que debia dar el ejemplo para sus subditos y mas le quedaba clara su mision en este momento.

Una vez acabo de hablar el principe, Dimitri deposito el tributo en la caja y dio media vuelta resuelto ya de su proposito y seguro de que el principe tenia planes para el, lo unico que quedo por decir en aquel momento fue.....

-Gracias...- un sincro y verdadero gracias, nada mas que eso pues no habia nesesidad de arruinar aquel momento con grandes palabras que probablemente serian falsas en vez de esio una sola palabra pudo deostrar mas de lo que parece, tan veloz como habia salido esa palabra de los labios del joven asi mismo el quedo en silencio y camino dejando aquel pasillo que ahora era un mudo testigo de lo que habia ocurrido......

[Salgo de escena.]

[Tema terminado.]

† - † - † - †

El fuego de mi alma y la ira de mi corazon lo consumiran todo

Dimitri Maximoff

Dimitri
Mendigo
Mendigo

Edad : 16
Carga : Destino
Mensajes : 60
Botones : 74
Puntos de Favor : 0
Fecha de nacimiento : 06/12/1915

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: Mi lealtad, mi vida...[Privado Nicholas Donovan]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:12 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: 3° PISO :: ÁTICO :: PASILLO

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.