¡Feliz
Halloween!
Rule of Rose
Mikhail Volkov


Mikhail Volkov

 :: Fichas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar

Mikhail Volkov
Encargado de la Enfermería
Encargado de la Enfermería

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Mensajes : 49

Botones : 80

Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Mikhail Volkov

Mensaje por Mikhail Volkov el Jue Mar 14, 2013 10:48 pm

Nombre: Mikhail Volkov.

Apodo:

Fecha de Nacimiento: 16 de Abril, 1904.

Edad: 26 años.

Carga: Perdición.

Rango/Oficio: Médico.

Sexo: Masculino.

Orientación Sexual: Bisexual.

Descripción Física: Es alto, midiendo un satisfactorio metro con ochenta y siete centímetros de estatura. Posee una complexión delgada y grácil, presumiendo así una atractiva figura de armónicas proporciones y tonificación que marca de vez en vez por medio de rutinarios entrenamientos, vieja costumbre. De tez nívea, su piel se conserva tersa en textura a lo largo de su cuerpo, libre de marcas de nacimiento e incluso lunares. La única excepción que rompe esta pureza es una cicatriz limpia en el flanco derecho de su abdomen.

Destaca su larga cabellera albina cuya lisa caída le llega hasta media espalda, normalmente la recoge en una sencilla cola de caballo que deja caer algunos sinuosos mechones por sobre su frente y otros más largos a ambos costados de su rostro, los cuales aparta con su mano una vez se vuelven una molestia. En su pálido rostro se ubican sus dos brillantes ojos de ámbar tonalidad con sutiles tintes dorados, muy reveladores, siempre delatando su real intención a quien sepa leerlos. Estos refuerzan considerablemente aquellas expresiones más ladinas o siniestras que su rostro pudiera adoptar.

De sus prendas no hay mucho que decir, no es muy extravagante a la hora de vestir mas sabe verse bien, lo único realmente característico sería su bata blanca que lleva encima la mayoría del tiempo.

Imágenes:
Spoiler:
Descripción Psicológica: Multifacético, malicioso y selectivo. Su comportamiento variará según la persona y el trato con esta, siendo capaz de ponerse serio sin ningún esfuerzo cuando la situación lo amerite. Carece enormemente de emociones depresivas o rencorosas, ningún ser viviente racional imaginaría al albino triste o siquiera molesto con su sutil sonrisa de múltiples significados siempre dibujada en sus labios, en un gesto algo tétrico y a veces vasto en sátira. Y si la sonrisa falla, siempre contará con una sólida paciencia para proteger su propio temple de chanzas o afrentas ajenas. Su faz rara vez será muy distinta, mostrando comúnmente la sonrisa ya mencionada o bien una más pasiva, o sino, se denotara un clara neutralidad de aburrimiento.

Destaca su irónico humor siempre mordaz y coqueto, valiéndose de corrosiva ironía o sutil perversión al expresarse. Goza en un marcado grado del dolor ajeno, recayendo allí su faceta sádica que intenta controlar frente a sus pacientes, esto si es que no los usa para desahogarse, claro está. Otra de sus "insanidades" correspondería a su faceta obsesiva, la cual nadie ha visto jamás. Inteligente, es un astuto calculador que siempre cree estar un paso adelante del resto (exceptuando a los respetados príncipes) y uno más cerca de aquello que se propone conseguir gracias al frío e impredecible intelecto por él cual podría temérsele. Más allá de toda la fachada aversiva de Mikhail, en el fondo no es una persona malintencionada, o al menos eso considera, algunos hasta podrían simpatizar con él si logran hallar su recóndita amabilidad. Quien se siente a hablarle (o tolerarle) por más de cinco minutos podrá notar que es alguien bastante sociable e incluso interesante.

Cabe destacar que aun con su característico humor siempre vigente, es alguien de maneras ciertamente galantes, en especial con las mujeres ya maduras con las que actúa un poco más juguetón sin llegar a resultar obsceno.

Gustos y Aficiones:
• El café le fascina.
• Los licores y destilados fuertes, aunque no sea un bebedor frecuente.
• Flirtear.
• Fumar.
• El dolor ajeno, experimentar.
• La música.
• Mantenerse ocupado, ya sea con trabajos, lecturas o ejercicios.
• La inmoralidad ocasional.

Disgustos y Odio:
• La comida muy dulce.
• Perder, que las cosas no vayan como él quiere.
• La debilidad.
• Dormir mal.
• Las faltas de respeto.
• Los ruidos fuertes.

Miedos y Fobias:
• La muerte de sus pacientes.
• Le teme a las alturas.
• Se siente incomodo cerca de los cadáveres, es algo que adquirió después de ciertas experiencias.

Historia:
Spoiler:

Su historia no es nada especial, nacido en alguna locación olvidada de Rusia, Mikhail fue el hijo único de un matrimonio de aventajada condición económica y social del entonces, la cual los salvó de sufrir las repercusiones de la Primera Guerra como otras familias de menos recursos. La familia del pequeño Mikhail logró obtener aquella provechosa posición gracias a su padre, un reconocido médico de gran trayectoria cuyos pacientes eran casi todos influyentes políticos y altos cargos del ejército. El pequeño primogénito obtuvo desde muy pequeño la mejor educación privada que la fortuna de sus padres podía comprar, la cual siempre iría más enfocada hacia que el crío se interesase por el área médica pues ese era el deseo de su padre. Y así fue, poco a poco el inteligente chico comenzó a mostrar una innata afinidad hacia la biología, que después derivó en otras temáticas más avanzadas.

Aprendía rápido, en más de una ocasión se le debieron adelantar ciertas clases al no hallar que más enseñarle. Cuando tuvo la madurez suficiente y sus maestros concordaron en que ya sabía lo necesario y más de las otras materias (matemáticas, letras, etc.), se dedicó únicamente a aprender aquellas materias necesarias para heredar la renombrada profesión de su padre, mantener su reputación y así superarle. Gracias a los contactos de su familia pudo asistir a una edad relativamente temprana (14 años) a distintos recintos hospitalarios mientras seguía estudiando, así aprendía de la práctica de los mayores y la suya propia, tratando a los pacientes traídos desde el frente de batalla. Los crudos procesos y métodos que contempló durante los años siguientes comenzaron a torcer lentamente la susceptible y ya ácida mentalidad del joven Volkov, y aunque la mayoría de los pacientes que veía no se sentían muy cómodos cerca de él, nunca le desprestigiaron. Un día, la guerra finalmente terminó, pero los heridos en acción siguieron llegando por un buen tiempo más. En 1922, tras cuatro años de estudiar y laborar de manera extraoficial, se centró durante los siguientes tres años a aprender cuanto pudiera, finalmente titulándose en 1925. En ese tiempo devoró diversos libros y escritos sobre temáticas medicas como anatomía, fármacos, bacteriología y un largo etcétera.

Con todos los trágicos casos que había visto en la guerra, se volvió bastante bueno tratando heridas traumáticas, amputaciones y demás, pero él quería también ver otras cosas, por eso decidió dedicar los siguientes años de su carrera a viajar por Europa como una especie de doctor viajero, llevando sus servicios a donde sea que sus pies le llevaran, sin embargo, su padre se opuso. Arrogante como él era, Mikhail desafió a su padre e igualmente siguió su propio deseo. Durante los años que estuvo recorriendo el continente se esparció la fama del apellido Volkov en múltiples localidades, el doctor errante aprendió y vio muchísimo, tratando enfermedades tan comunes como raras. Pero un día, nadie lo volvió a ver.

Sus andanzas le terminaron trayendo a un misterioso orfanato al cual prestaría sus servicios durante un tiempo, originalmente. Por motivos inciertos, jamás abandonó aquel retorcido palacio de los príncipes.
Lo escabroso de la historia:
Desde el inicio de Mikhail en la labor práctica (esto es a los 14 años), entró de lleno en un ambiente bastante crudo y lastimero al tratarse de un recinto médico donde venían a parar los heridos de guerra (niños y mujeres incluidas) y los recursos debían priorizarse debido al gran flujo de gente, en reiteradas ocasiones la gente moría del dolor por un déficit de analgésicos, por ejemplo, pero contaba con cierta frialdad para llevar todo eso a su edad. Lo retorcido de su estancia allí empezó cuando fue testigo de cómo los médicos debían deshacerse de unos cuantos heridos que ya no tenían salvación, quitándoles la vida con sutileza durante la noche, mientras los apartaban del resto para una supuesta revisión. Según ellos era por razones necesarias, como por la necesidad de más espacio para otros pacientes, o que consumían muchos recursos o para sacarlos de su miseria.

Mas no acababa ahí, aquellos cadáveres que por equis motivo no podían mandarse a la familia del difunto, eran “procesados”, ya fuera seccionándolos y echándolos en bolsas o simplemente quemándolos. Él también fue cómplice de esto, poco a poco sumergiéndose más y más en cuestionables tareas, primero asistiendo en esta faena, luego deshaciéndose de los cuerpos y finalmente quitándoles la vida a los desafortunados. Su psique sufrió más durante el tiempo que se encargó de los cuerpos, digamos que llegó a obsesionarse con los cadáveres, todo el asunto se convirtió para él una especie de arte. Una vez cometió necrofilia.

Terminó quedándose en parte en el orfanato para alejarse de eso, sepultar memorias.
Pertenencias:
• Un Bolso de cuero donde lleva parte de su instrumental médico.
• Una sierra de Gigli, 40 cm de largo.
• Varios cigarrillos y fósforos.
• Su bata blanca.

Extras:
• Sabe leer bastante bien el lenguaje corporal, siendo capaz de prever movimientos e inclusive hacerse cierta idea acerca del ánimo del sujeto.
• Suele maldecir en ruso, su idioma natal.
• Jamás podrá encender un cigarrillo con el primer fósforo, solo lo conseguirá tras un intento, al menos.
• Tiene el concepto de "amor" un tanto distorsionado.

Nombre Original del Personaje: Shogo Makishima.
Serie/Manga/Videojuego del que proviene: Psycho-Pass.


Última edición por Mikhail Volkov el Sáb Mar 16, 2013 12:34 am, editado 3 veces
avatar

Nicholas Donovan
El Príncipe Vengativo
El Príncipe Vengativo
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Carga : Muerte

Mensajes : 128

Botones : 171

Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Mikhail Volkov

Mensaje por Nicholas Donovan el Vie Mar 15, 2013 11:36 pm


"La ciencia de tus manos daña lo mismo que salva. Ten cuidado, mucho cuidado. Porque la sangre de tus manos por mucho que la laves no se va a salir. El precio de una vida es cara, y tú ya tienes muchas adeudadas."

† - † - † - †

"Be carefull peasant, i'm your prince, i'm your master, i'm everything in your world..."  

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Fichas

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.