Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Trama 1: El Despertar (Prólogo)
Lun Nov 24, 2014 10:56 pm por Neru-kun

» Neru Komehada
Lun Nov 24, 2014 10:43 pm por Neru-kun

» Knoxville art cosnervatory (elite)
Miér Feb 26, 2014 4:43 pm por Invitado

» Reglas Generales de Rol
Jue Feb 13, 2014 10:50 pm por Félix Chivalrous

» Aku no Musume {Rilliane ID} (En proceso)
Sáb Feb 01, 2014 3:44 pm por Rilliane L. D'Austriche

» Busqueda de Aristocratas
Sáb Feb 01, 2014 1:48 pm por Rilliane L. D'Austriche

» Sistema de Combate -Marcha Blanca-
Vie Ene 10, 2014 6:39 pm por Alice Baskerville

» En busca de respuestas [Priv. Astrid]
Vie Ene 03, 2014 3:51 pm por Astrid Ritter

» Solicitud [Priv. Dahlia Carnation]
Vie Ene 03, 2014 3:27 pm por Astrid Ritter

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Vie Oct 28, 2016 4:41 pm.
FOROS ÉLITE
Hermes RolParallel Hearts {PH Rol}Pandora: Shin Seiki

No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Anochecer No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Dahlia Carnation el Miér Mar 27, 2013 8:32 pm

-"Y, presa de un dolor terrible, se dejó caer con tal ímpetu sobre el
cuerpo de Julieta que el ya extenuado corazón, incapaz de resistir ese
violento y último esfuerzo, le flaqueó de una vez, haciendo volar el alma (...)"-

Casi en un hilo de voz la princesa lo leyó. La noche se había hecho presente hace pocos minutos, hacía tan pocos minutos que aún escuchaba los piececitos de los huérfanos subiendo las escaleras dirigiéndose hacia sus habitaciones. Sin despegar la vista del libro los contó, como quién cuenta ovejas antes de irse a dormir. Las conocía a cada una de ellas, o al menos eso creía. Había alguien que no había pasado aún por su ojo, que no había registrado sus pisadas en el libro de la princesa, alguien que había entrado al lugar sin más, tan abandonado que ni la intervención de los príncipes necesitó.
Su cabeza estaba levemente ladeada, como si el peso fuese demasiado para su delgado cuello, y sus ojos, negros como el azabache podían estar inmersos en el libro, como en cualquier otro lugar. Continuó leyendo, esta vez en su mente, mientras esperaba que los pasos se separaran un poco más del grupo, solitarios y perdidos, tal como a ella le gustaban. Cuando supo que estaban pasando fuera de la biblioteca, volvió a leer, entrecortada y en un hilo, como si fuese la primera vez que leía en voz alta:

-"[¡]Ah[!] Muerte fin del infortunio y principio de la felicidad sé bien
venida no temas herirme en este instante no prolongues mi vida un
segundo si no quieres que mi espíritu se afane en buscar el de mi
adorado entre ésos que ahí yacenyY tú mi dueño querido Romeo mi
leal esposo si es que aún sientes lo que digo recibe a la que has amado
fielmente y ha sido causa de tu fin violento [!}Yo te ofrezco gustosa mi
alma para que nadie goce después de ti del amor que supiste conquistar
y para que ella y la tuya fuera de este mundo vivan juntas por siempre
en la mansión de la eterna inmortalidad[!]
Y esto dicho rindió el último suspiro (..)" - (*)

Parsimoniosa y sin premura le dedicó tan poca emoción a esas palabras como a los niños que ya habían pasado. Las leyó una por una, como si no supiese leer, pero se aseguró que aunque fuese sílaba por sílaba, llegarían a aquellos nuevos oídos por debajo de la puerta.
Acurrucada en un rincón casi oculta entre tanta pila de libros estaba la princesa. Sus piernas estiradas como si no hubiese otra forma de ponerlas, y su vestido tapándoselas hasta mucho más abajo de la rodilla. Quizá su cuerpo estaba allí, pero su mente estaba atenta a lo que estaba a punto de ocurrir, allí, a esa misma hora y en ese mismo lugar.

Nota al pie:
(*) Los signos de exclamación están entre corchetes porque se entiende que los leyó con el mismo tono de voz en todo momento. Por lo mismo he borrado mayúsculas, comas y puntos.


Última edición por Dahlia Carnation el Mar Abr 02, 2013 1:42 pm, editado 1 vez

Dahlia Carnation
La Princesa Vacía
La Princesa Vacía

Carga : Destino
Mensajes : 277
Botones : 253
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Emriel Velour el Sáb Mar 30, 2013 5:43 am

Sus pasos le dirigían lentamente hasta el dormitorio, dónde los huérfanos debían reunirse al caer la noche en Rose Garden. Emriel había llegado hacía poco al orfanato y sin duda su estancia no sería demasiado larga, o al menos así pensaba. Algo distraído no se percató cuando sus pasos se separaron ligeramente de los de sus compañeros, los chicos y chicas que integraban el colectivo de internos y con los que apenas había mantenido relación por el momento.

De repente sus pasos se vieron detenidos por una extraña y fría voz recitando. ¿De dónde provenía? Examinando el pasillo su mirada se detuvo en una puerta de madera, ¿Era ella quien recitaba? "Pero las puertas no hacen eso" susurró la sensatez en su cabeza. SIn embargo ajuzgar por el ritmo y la cadencia de las palabras no podía más que pensar que era la propia puerta la que recitaba...

Su corazón comenzó a acelerarse al acercar sus pasos a la fuente del sonido... frente a su interlocutor Emriel se detuvo, escuchando por unos instantes el monólogo. Acercó su mano lentamente hasta rozar con las puntas de sus dedos la madera que formaba a su extravagante nueva amiga. Normal. No parecía haber nada extraño en ella. Tras mirar a ambos lados de la galería, cerciorándose de que nadie podría molestarle, Emriel acercó su oreja y la pegó a la puerta. No era ella quien hablaba, ya no le cabía la menor duda "¿Es que acaso lo dudaste en algún momento?" volvió a murmurar en su mente la brizna racional que en ocasiones resulta tan molesta.

Quizá la situación resultase ridícula a ojos externos, pero sin saber muy bien por qué el chico tenía un nudo en su garganta y el coraón en un puño. Tomó aire y se dispuso a atravesar la barrera que le impedía ver cara a cara aquella vo que le atraía cual canto de sirena. Tomó el picaporte y reuniendo valor lo hizo funcionar, abriéndo bruscamente la hoja de madera.

Durante unos instantes permaneció en el umbral, indeciso sobre si debía molestar a tan extraño poeta... aunque al parecer su mente ya había decidido hacerlo. Cerrando la puerta tras de sí Emriel se aventuró en la estancia, buscando la fuente de la voz. Podía sentir sus propias pulsaciones recorriendo todo su cuerpo, ¿A qué temía? No le quedaba demasiado claro pero sin duda no se encontraba del todo cómodo. ¿Se debía a que estaba incumpliendo las normas? En ese instante debería estar en el dormitorio. Pero no era eso, al chico le era indiferente ese hecho. No, su miedo era mucho más primitivo, era miedo a lo desconocido, a lo que pudiese haber allí, el miedo a perturbar una causa mayor que nosotros mismos.

Sumergido en el mar de libros Emriel buscaba lentamente la voz.

Spoiler:
Lamento la demora, en el futuro trataré de ser más rápido. En cuanto a extensión de los post se refiere no creo que sea capáz de prolongar mucho más mis intervenciones, pero trataré de esforzarme y adaptarme lo mejor que pueda

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Edad : 16
Carga : Destino
Mensajes : 105
Botones : 86
Puntos de Favor : 6
Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Dahlia Carnation el Mar Abr 02, 2013 1:50 pm

Apenas movía los labios conforme avanzaba en su lectura, y ningún cabello de su violáceo y oscuro pelo osó ser rebelde, nada en ella se movía, nada parecía vivo y era por ello que, quizá, pasó desapercibida por tanto rato ante los ojos del infortunado jovencillo.
La puerta se abrió de manera brusca ante la princesa, pero ni eso le hizo sobresaltar. La poca luz que se coló por la misma no se atrevió a incordiarla, por lo que se mantuvo en las sombras. Absorta en el libro, su voz se pudo escuchar con mayor claridad, oculta entre dos torrecillas de libros, con el tomo sobre su falda recitaba el final de Hamlet.

No levantó el rostro cuando su "invitado" se acercó a donde ella estaba. No movió ni un solo músculo, pareciendo más bien una muñeca, un adorno del lugar que un ser vivo. Tan solo guardó silencio meditando la situación, sopesando el valor del nuevo inquilino. Fue allí cuando por fin levantó el mentón, y las cuencas vacías de lo que momentos antes era solo una muñeca se clavaron directamente en Emriel. Su mirada era inexpresiva, pero el peso de su atención podía ser sentido hasta por el más iluso de los escépticos.
Se mantuvo así, por lo menos por unos 15 segundos, esperando alguna reacción, algo que le indicase la naturaleza del desconocido. Era la primera vez que se veían, y las primeras impresiones siempre dejaban mella en la princesa. Además ¿Qué mejor que pillar desprevenido a alguien para conocer su verdadero ser?

Cerró el libro de golpe. La portada era gris y no poseía ninguna letra, título, ni nombre de autor.

Aunque la mayoría ni siquiera supiesen quienes eran.


Spoiler:
Yo debo disculparme por la demora, porque como dije, este fin de semana anduve fuera de la ciudad y me era imposible responder posts. No me preocupa la extensión de los posts mientras no rompan las normas, prefiero que me hagas posts concisos y con contenido para avanzar rápido que biblias enormes. Y no intentes adaptarte, si yo me extiendo un poco es porque, bueno, soy Administradora y no puedo quedar mal. Además de que como Princesa a veces tengo mucho material para ofrecer, pero eso no significa que a veces haga posts de "corta extensión" como ahora. En definitiva, no te preocupes por el largo de los posts. Saludos.

Dahlia Carnation
La Princesa Vacía
La Princesa Vacía

Carga : Destino
Mensajes : 277
Botones : 253
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Emriel Velour el Miér Abr 03, 2013 1:41 pm

Trascurrieron aún unos segundos antes de que el muchacho se diese cuenta de la presencia de alguien más en la biblioteca. Una chica clavava sus ojos en él, ojos que se antojaban como cuencas vacías, más no era posible pues le estaba mirando. En un principio, ante la pasividad de la joven Emriel llegó a dudar que fuese un ser de carne y hueso, ¿Sería solo una muñeca hecha por alguno de los huérfanos? Pero la había escuchado leer, no podía ser una muñeca.

Entonces la chica cerró el libro que mantenía en su regazo abruptamente. La brusquedad de la situación hizo dar un vuelco a su corazón y el varón retrocedió un paso. Ya no quedaba duda, era alguien y no algo... Además parecía obrar cierto efecto en el ambiente de la zona, ¿O era tan solo su propio miedo infantil? Serenándose y despejando los miedos de su mente el chico decidió pensar con la lógica que se esperaba de un adulto. Era evidente que ella estava viva. Había leído, le miraba, ¿Qué hacía en un lugar así a estas horas? Eso era lo más extraño de su situación, ¿No? Entonces no había más que preguntárselo.

- Siento interrumpir - Comenzó mientras esbozaba una gentil sonrisa - No me había dado cuenta de que había alguien... debo admitir que me has asustado un poco - De hecho su voz estaba dotada de cierto deje de nerviosismo - Yo soy Emriel, ¿Puedo saber vuestro nombre? - A pesar de tratar de aparentar calma y control las palabras salieron de sus labios quizá un poco más rápido de lo debido, casi como deseando dar paso a su interlocutor y demostrarse así a sí mismo que lo que veía era una niña y no una extraña muñeca dotada de facultades más allá de su comprensión.

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Edad : 16
Carga : Destino
Mensajes : 105
Botones : 86
Puntos de Favor : 6
Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Dahlia Carnation el Jue Abr 04, 2013 2:08 pm

El sobresalto le indicó algo, y ese algo le agradó. No le gustaba la soberbia en otros que no fueran de su círculo, y el hasta ahora no la mostraba.
Los huérfanos hace muchos años le habían temido, le habían odiado incluso y aunque algunos aún poseían un cierto temor, y a pesar de lo que la mayor parte de ellos creía, ganarse su afecto era más simple de lo que parecía. Era simple si sabías seguir unas cuantas reglas y actuabas con respeto. Dahlia no se sentía malvada, pero si se sentía con autoridad. Y esa autoridad no se la había otorgado ella, la había ganado con los años por algo o alguien que estaba más alla del entendimiento humano. Era solo aquellos que le incordiaban, aquellos que no respetaban su lugar, aquellos que cargaban con las cruces de sus pecados lo que nunca disfrutarían de su apoyo hasta que purgasen sus culpas. Y por lo que veía, Emriel no era uno de ellos.

No había querido asustarlo, sencillamente era así. Llevaba muchos años sola...

Su nombre. ¿Cuál de todos? Era conocida sencillamente por "La Princesa", pero poseía muchos más nombres que esos, aunque su nombre en vida no era tan diferente al al fin actual, al fin y al cabo Dahlia era una rosa también.

- Emriel - Recitó con la misma parsimonia con la que había citado el libro. - ¿Qué haces aquí... Emriel?- Dijo ignorando por completo su pregunta, y volviendo a decir su nombre con lentitud, como si desease saborearlo y guardarlo completamente en su memoria. Además de sus labios, no movió ningún músculo, siquiera pestañeó mientras le miraba, ahora quizá de una manera un poco menos invasiva. Curiosa se podría decir. Aunque el no lo podría denotar puesto poco le conocía, a Dahlia le agradaba aquél nuevo inquilino. Tenía esa debilidad por las cusas perdidas y los desastres en vida.

Dahlia Carnation
La Princesa Vacía
La Princesa Vacía

Carga : Destino
Mensajes : 277
Botones : 253
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Emriel Velour el Vie Abr 05, 2013 1:50 pm

- Emriel - Ella repitió su nombre, lentamente, del mismo modo en el que había recitado los versos de su libro... de un modo pausado, casi carente de sentimiento que rayaba en lo terrible. ¿por qué sería que hablaba de tal modo?

Seguramente no era en un simple tono en lo que debiese fijarse, tal vez fuese más acorde a la situación preocuparse por el hecho de que la chica había rehusado compartir su identidad, o porque en realidad no tenía un motivo para estar allí y ella estaba preguntándole al respecto... pero las palabras siempre le habían cautivado. Podría decirse que para él eran mucho más que simples nombres o definiciones, eran la vaina, el custodio de la esencia de aquello a lo que hacían referencia. Algo hermoso que había que preservar.

Trascurridos unos segundos el chico se percató de que debía contestar. ¿Qué le diría? Quizá lo más sencillo fuese decirle la verdad, había entrado en busca del poeta que recitaba tras la puerta. - La verdad es que... - Comenzó a decir alargando cada sílaba, casi como en un balbuceo, en un vano intento por ganar un par de segundos más en los que pensar. Finalmente abatido no vio más opción que revelarle su verdadero motivo, aunque fuese algo vago y extraño. - Bueno, os escuché y... sentí curiosidad... así que entré - Ahora que lo decía en voz alta toda la situación se le antojó un poco embarazosa. La chica podría estar allí practicando lectura y él la había interrumpido. Quizá algún profesor le había recomendado que desempeñase tal labor y con la cabeza en mundos extraterrenos Emriel la estaría importunando. - Lamento haber interrumpido... - La frase quedó inconclusa, pues dispuesto a añadir el nombre de ella al final, recordó que no lo conocía. Probablemente resultaría una descortesía volver a preguntarle su nombre, si no se lo había dicho la primera vez no había razón para que se lo dijese a la segunda. - ¿Estáis leyendo? - Concluyó.

La respuesta era evidente y la pregunta un tanto estúpida, pero por alguna extraña razón el nudo de su garganta aún no se deshacía y el nerviosismo de su voz no se disipaba. A eso debía sumarse un leve rubor en sus mejillas, aquel que aparece en la cara del niño que es pillado en falta por un adulto.

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Edad : 16
Carga : Destino
Mensajes : 105
Botones : 86
Puntos de Favor : 6
Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Dahlia Carnation el Sáb Abr 13, 2013 6:56 pm

Si habían motivos por los que hablaba de ese modo, nunca quedarían claros. Había mucha historia de por medio, mucho que contar, muchos factores que le habían hecho ser lo que era. A veces, la información pasaba por su cabeza de una manera muy diferente a como lo hacía por la mente de las demás personas. Era como si no respetara reglas ni de tiempo ni de espacio. Procesaba toda la información a la vez, y en desorden, de ambas formas en una misma situación. Intentar entenderla era sencillamente imposible. Intentar descifrar el porque se comportaba de un modo, o lo que quería decir, era casi igual de difícil.

Ciertamente no le había interrumpido, puesto era ella quien le esperaba. Como la planta que espera paciente que la mosca se pose por sobre sus pétalos, para luego cerrarse tras ella velozmente, sin dejarle salir, tan solo para ser consumida viva lentamente. Dahlia casi ni se movía, como si no quisiera espantarlo, pero probablemente eso era lo que le asustaba más.
Nuevamente ignoró sus preguntas lo cual podía verse completamente por descortés, pero su mente le exigía respuestas.

- Quiero decir que haces aquí. En este lugar. En este orfanato - Le aclaró sin quitarle la vista de encima. Le agradaba el muchacho, se le veía sencillo, y no podía encontrar marca alguna en él, al menos ninguna que se viese evidente. ¿Qué habría hecho? ¿Qué le habría pasado? Eso no era lo que quería saber. Quería saber porque el creía que estaba allí.
La realidad no es más que la percepción que tenemos de ella.
No es una verdad absoluta.
Nada es ni nada será a menos que alguien lo crea así.

Dahlia Carnation
La Princesa Vacía
La Princesa Vacía

Carga : Destino
Mensajes : 277
Botones : 253
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Emriel Velour el Lun Abr 15, 2013 2:10 pm

De nuevo la enigmática niña tomó por sorpresa al chico. No se comportaba como cabría esperar de cualquier otra persona. Por un lado era de agradecer que escuchase no apuntase la evidente falta de templanza que ahora mismo demostraba, pero a su vez resultaba inquietante el modo en el que, silenciosamente y sin mover un músculo, escuchaba todo lo que el chico decía, y una vez guardaba silencio, ignoraba sus intervenciones en pos de la suya.

¿Demostraba su actitud una falta de interés? No, eso no era probable. De no estar interesada no preguntaría nada en relación al muchacho tal y como acababa de hacer. En realidad era como si ella continuase su propia conversación, había algo que le interesaba saber y si Emriel se desviava sencillamente ignoraba toda frase que no le aportase la información que deseada. Sus palabras eran la vara que tan extraña pastora usaba para conducir a la oveja por el camino correcto, para evitar que se perdiese o se dañase... pero tambiñen privando al animal de todo resquicio de control o libertad. Obligado a seguir el camino marcado.

Qué hacía en ese lugar era algo de lo que ni él mismo estaba seguro. ¿Cumplía penitencia? Era lo que se le antojaba más cierto. Pero quizá no la realidad. - Bueno... estoy aquí porque no tenía otro lugar. Me... encontraron en la calle y decidieron traerme aquí - Era mucho más agradable decir "me encontraron" que "me detuvieron", menos implicaciones morales - Imagino que como la mayoría. Al no tener un lugar al que regresar... los trajeron a este sitio - Pero no era como la mayoría. Sus padres vivían y él lo sabía. En poco tiempo la policia localizaría a esas personas... y entonces quizá le obligasen a volver. Algo que no deseaba que ocurriese. En ocasiones Emriel tan solo deseaba que el tiempo se detuviese para poder continuar con su vida en el orfanato... por siempre.

De nuevo sus palabras sonaban algo esquivas, asustadas, haciendo compañía a su ojos, que incapaces de mantener la mirada en la joven se tornaron hacia ell suelo ayudados también por el peso del recuerdo. El alivio de comprobar que su interlocutor era una persona se estaba disipando... porque ahora parecía que no era "solo" una persona. Su comportamiento, su frialdad, ¿Eran humanas? Solo cabía esperar por su reacción para comprobar hasta dónde llegaría el enigma que ante él se hallaba.

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Edad : 16
Carga : Destino
Mensajes : 105
Botones : 86
Puntos de Favor : 6
Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Dahlia Carnation el Mar Abr 16, 2013 7:56 pm

Dahlia no estaba haciendo preguntas convencionales, por lo que no esperaba respuestas convencionales. No lo culpaba, no era algo que pudiese comprenderse a buenas y primeras, pero para ella, sus respuestas no eran más que palabras que ella ya conocía. Insistiría hasta saber lo que buscaba, aunque tuviese que agobiarlo con preguntas desde aquí hasta el más allá, porque Dahlia siempre obtenía las respuestas que buscaba. No se quedaría con la duda mientras su capacidad se lo permitiese, y por tiempo... por tiempo podía perseguirlo desde aquí hasta el fin de sus días.

Se levantó. Primero se elevó su cadera de hecho, y luego le siguió toda su columna vertebral, crujiendo por completo, permitiendo que el aire surcase aquellas desgastadas articulaciones, y con un movimiento brusco. Levantó la cabeza y cuello dejándolo caer sobre sus hombros para clavarle una mirada. Era más alta de lo que parecía sentada en el suelo, y extremadamente delgada. Estaba un poco ladeado su rostro, y se encargó de enderezarlo sin quitarle la vista de encima. Era como si una muñeca endemoniada hubiese vuelto a la vida, levantando polvo. Aquello hubiese sido suficiente para asustar a cualquier niño que se encontrase en la soledad de la biblioteca, mas salir corriendo significaría una tremenda falta para la joven. Aunque de todos modos no saldría de allí hasta que ella estuviera satisfecha.

Su primera impresión hubiese sido una mejor respuesta. "Penitencia". Si eso era lo que pensaba que estaba haciendo allí, hubiese bastado para calmar a la princesa. Pero no lo había dicho. A veces era mejor responder lo primero que se te venía a la cabeza en presencia de ella, aunque aquello mismo significase la muerte casi inmediata si te encontrabas frente al príncipe. Dentro de todo eran muy diferentes.

Mentira. Otra manera de ocultar la información. Pero ¡Oh! No debía culparlo, el no sabía nada. Y quizá era más divertido así.

Se dio cuenta de que le desvió la mirada. ¿No le habían dicho que cuando se encontraba frente a un animal peligroso debía siempre mirarle a los ojos? Pero ¡Oh! No debía culparlo...

Así que avanzó hacia el, si es que ya su extraña presencia no era lo suficientemente extraña, estaba caminando hacia el, con premura. Adoraba la premura. Cuando tienes todo el tiempo del mundo, decides tomarte las cosas con calma.
Quizá por esta vez no le molestaría que le tomase por un fantasma, por un monstruo o no le temiese... Solo quizá. De no ser así pues... vería un lado de la princesa que solo aquellos que la incordiaban enormemente veían.
No habían muchas cosas que la enfureciesen, de hecho, las cosas que a la mayoría de la gente le molestaba a ella no le afectaban en absoluto. Lo que la molestaba estaba fuera de la norma, por eso siempre era tan extraño; por eso casi todos erraban...

- La gran diferencia entre un gato y un mentiroso es que el gato tiene apenas nueve vidas - Dijo habiendo acortado notablemente la distancia entre ella y él. Y se calmó. La densidad del ambiente se relajó enormemente. Dahlia volvió a donde estaba parada, yendo a buscar su libro sin título. - Miéntete a ti mismo una vez y será solo una mentira. Miéntete otra vez será tu verdad -


Off:
¡Yay! Ya di las dos pruebas más importantes, así que ahora tengo el cerebro más descansado para poder postear. Espero estés disfrutando el tema tanto como yo, y mil disculpas por las complicaciones. Creo que será un poquito más largo el tema de lo que pensé, espero no te moleste. Gracias por rolear conmigo <3

¡Ah! Si tienes alguna opinión o duda, dímelo de inmediato~ >.<

Dahlia Carnation
La Princesa Vacía
La Princesa Vacía

Carga : Destino
Mensajes : 277
Botones : 253
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Emriel Velour el Miér Abr 17, 2013 1:38 pm

El movimiento fue tan rápido e inesperado para el chico que aún tardó unos valiosos instantes en reaccionar. En una extraña contorsión más propia de un objeto que de un humano ella (¿O sería más propio decir "Ello"?) se puso en pie haciendo que Emriel retrocediese presa del miedo hasta que sus pies y espalda golpearon en una estantería o pila de libros... o lo que fuese que tenía detrás. No importaba demasiado, lo único que de verdad ahora importaba era lo que había delante. Con el rostro pálido y los ojos abiertos hasta un nivel que habría dudado poder alcanzar Emriel seguía con la mirada clava en... Ella.

Entonces comenzó a avanzar. Con cada uno de los pasos del ser el corazón del chico daba un vuelco. Podía sentir el palpitar en sus sienes, la sangre siendo bombeada por todo su sistema, sus latidos se le hacían tan fuertes que habría jurado eran audibles para cualquiera que entrase en la biblioteca. De nuevo intentó retroceder, maldicieno de nuevo el obstáculo que se lo impedía. Entonces habló - La gran diferencia entre un gato y un mentiroso es que el gato tiene apenas nueve vidas - y dicho esto se dio la vuelta. En ese momento él se percató de que había estado conteniendo el aliento durante todo el proceso y pudo volver a respirar.

La habitación parecía dar vueltas y la voz de la chica volvió a sonar, pero esta vez la escuchó distante, como amortiguada mientras todo parecía desvanecerse a su alrededor. Sintiendo que le fallaban las piernas Emriel cayó de rodillas y respiró profundamente unas pocas veces, tratando de recuperarse. Cuando finalmente se volvió a poner en pie solo alcanzó a decir - Lo siento - Ni tan siquiera estaba seguro de por qué se disculpaba... ¿Por perder la compostura? ¿Por haber hecho algo mal? No lo sabía, quizá solo pronunció las dos palabras que mejor describían su estado de ánimo - Entonces, ¿Por qué estoy aquí? - Terminó preguntando como el alumno que trata de resolver sus dudas con el maestro.

Spoiler:
Para mí no supone ningún problema. Me encanta el tema que mantenemos, sobre todo porque puedo pasar miedo xD El agradecido soy yo, que tengo el honor de rolear contigo ^-^
Por ahora todo va genial, al menos en mi opinión. Del mismo modo notifícame cualquier metedura de pata que pueda tener :P

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Edad : 16
Carga : Destino
Mensajes : 105
Botones : 86
Puntos de Favor : 6
Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Dahlia Carnation el Dom Mayo 05, 2013 2:43 pm

Emriel le caía en gracia. Era de aquellos que más que victimarios eran víctimas de lo que la vida les había traído. Le gustaba que aún se mantuviese en pie, erguido -No literalmente, claro-, conservando lo poco de dignidad que la marea le había arrastrado de vuelta. Le agradaba la posición que poseía frente a la adversidad, como repudiaba a aquellos que justificaban sus actos ante los situaciones de la vida. Aunque era cierto que a veces te arrastran a actuar...

Le caían en gracia todos aquellos que en parte tenían una historia similar a la de ella, y le llamaba mucho la atención las diversas reacciones de un individuo a otro. ¿Cómo hubiese actuado tal en su lugar? Si hubiese un libro sobre eso, seguramente ella lo leería. En parte era por eso que le gustaba recolectar historias; cada persona nueva que llegaba era un nuevo mundo. Un nuevo libro para la princesa.

Recogió su libro sin título un poco más sumisa. Ya no estaba tan perdida en lo que estaba por pasar, si no que era como si su cuerpo hubiese vuelto a la realidad. Al menos un poco. - ¿Por qué tu crees que estás aquí? - Le dijo ahora con simpleza, no muy propia de ella mientras le seguía dando la espalda.

Abrazó el libro con fuerza contra su escuálido pecho, mientras con la punta de los dedos acariciaba los bordes de este. Estaba ansiosa por una respuesta.


Off:
Se que me he disculpado mil veces, pero nunca será suficiente. Trataré de responder a la brevedad mientras pueda, que el trabajo me tiene sumamente ocupada, lo siento.


Dahlia Carnation
La Princesa Vacía
La Princesa Vacía

Carga : Destino
Mensajes : 277
Botones : 253
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Emriel Velour el Lun Mayo 06, 2013 1:21 pm

Sí, la mujer ante la que se encontraba era inteligente. Si normalmente el joven tenía un pequeño punto de arrogancia en esta ocasión no podía aflorar. Estaba seguro de que ella le ganaría en cualquier clase de duelo intelectual. Le tocaba responder aquello que habría deseado no pensar, debía hacerlo pues así lo sentía con fuerza. No cometería el mismo error dos veces.

Aún así el chico dejó pasar un breve momento para poner en orden sus ideas, recapacitar y pensar sobre su respuesta. Debía hablar con la verdad. Mientras meditaba observó sus movimientos, de nuevo su actitud tornó grácil, dócil, casi inocente. Abrazando su libro y de espaldas a él parecía aguardar su respuesta. De nuevo dudaba de su existencia, alguien así no podía ser real, ¿O sí? En apenas unos brves intercambios de frases había demostrado saber mucho sobre él, ¿O su imaginación le jugaba una mala pasada? De todas formas, tanto si era un producto de su mente como si era alguien físico frente a él esperaba. Así que decidió dar su respuesta.

- No estoy seguro y quizá me equivoque - Comenzó a decir - Pero si he de responder lo único que puedo decir es que quizá lo merezca - Mientras hablaba ocurrió algo singular. Era una de las pocas veces en que la voz interior de su conciencia y aquello que salía de sus labios se ponían de acuerdo - Cometí errores en mi vida, y por ello he de pagar estando aquí. Es lo más cercano que se me ocurre y lo que dicta mi corazón a pesar de que la lógica me fuerza a pensar que si estoy aquí es sencillamente porque no hay otro lugar - terminó de hablar con un nudo en la garganta. La chica, aunque ya no hiciese gala de su lado oscuro seguía inspirando un cierto temor en él.

Spoiler:
No te preocupes por eso. Tantas veces te disculpes tantas veces diré lo mismo: No tienes por qué. Las cosas buenas se hacen esperar y ppara mí este tema es una de esas "cosas buenas". Por tanto no me importa tener que esperar un poco por ello.
Sobre todo para que no se convierta en una carga para ninguno de los dos. Comprendo perfectamente que hay situaciones en las que resulta difícil mantener continuidad en foros y similares, yo mismo no soy de los que pueden echar un vistazo cada día.
Ánimo en todo y enhorabuena por el excelente y hermoso trabajo que haceis por aquí.

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Edad : 16
Carga : Destino
Mensajes : 105
Botones : 86
Puntos de Favor : 6
Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Dahlia Carnation el Jue Mayo 09, 2013 8:50 pm

El tiempo pasaba y la respuesta no llegaba, pero Dahlia no se impacientaba. No necesitaba que le respondiese rápido, ni siquiera importaba realmente lo que respondiese, puesto lo más probable era que tan solo el avance del tiempo le entregaría la verdadera respuesta. Y como ella había dicho, esta tan solo sería la que lo convenciese a él. No se equivocaba mucho al dudar sobre su existencia; Dahlia no debía existir, pero aún así existía como parte del poder que se había apoderado de aquél lugar hace infinitos años. Y era tan parte de ese poder, que compartía los conocimientos que este lugar recibía, aunque a veces de maneras vagas y ambiguas.

Cuando el habló, la tristeza inundó el corazón de Dahlia. Así de romántico como sonaba era. La habitación pareció disminuir en temperatura unos grados de golpe, como si un viento gélido le hubiese golpeado, mas tan solo era la manifestación de la estaca que se clavó en el corazón de la princesa al obtener aquella respuesta. Dahlia era la ama de las causas perdidas, porque sentía empatía por llas y le daba una enorme tristeza escuchar como alguien como Emriel podía estar convencido de algo así.

Se dio la vuelta, embargada por la melancolía y dejó caer su libro al suelo abruptamente, el cual se abrió de par en par, mostrando las siguientes palabras:

Sentí un funeral en mi cerebro,
los deudos iban y venían
arrastrándose -arrastrándose- hasta que pareció
que el sentido se quebraba definitivamente

-y cuando todos estuvieron sentados,
una liturgia, como un tambor-
comenzó a temblar -a batir- hasta que pensé
que mi mente enmudecía,

y luego los oí levantar el cajón
y crujió a través de mi alma
con los mismos zapatos de plomo, de nuevo,
el espacio- comenzó a repicar,

como si todos los cielos fueran campanas
y existir, sólo una oreja,
y yo, y el silencio, alguna raza extraña,
náufraga, solitaria, aquí

-y luego un vacío en la razón, se quebró,
caí, y caí-
y di con un mundo, en cada zambullida,
y terminé sabiendo -entonces -.

Sus ojos permanecían vacíos, como siempre, más su cuerpo emanaba una solemne pena. Avanzó hacia él, ahora con una intención completamente diferente, no era amenazante, era completamente de compasión. - No dejes que las palabras de otros se vuelvan las tuyas. Acá solo serás juzgado por tus actos y mientras te seas sincero, tendrás nuestro apoyo dictaminó- EL no entendería la envergadura de aquellas palabras probablemente, aquél estamento que estaba dando y que toda la casa debería oír. Hasta que el no encontrase su verdad y hasta que no se sacase todas las mentiras que un mundo injusto había plantado en él, Emriel sería intocable, y quien osase dañarle se las vería con la princesa en persona.

La Princesa estiró la palma de su mano, y en ella había un papel doblado, el cual le ofreció al muchacho.



Off:
Siento si el post está un poco raro, creo que no pude ponerle la emoción y sentido que quería darle, pero espero que entiendas un poco el mensaje y el punto de vista de Dahlia respecto a la situación y tu personaje, que personalmente, me da mucha curiosidad y me gusta.

Dahlia Carnation
La Princesa Vacía
La Princesa Vacía

Carga : Destino
Mensajes : 277
Botones : 253
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Emriel Velour el Vie Mayo 10, 2013 12:32 pm

La atmósfera de la estancia pareció volver a cambiar. Pero ya no era tensa, no hacía encoger el corazón del chico... era una atmósfera triste, hermosamente triste. Tan nostálgica, con ese suave toque dulce que siempre acompaña a la pena. En cierto modo casaba completamente con el humor del joven, y en consecuncia apenas le dedicó un pensamiento al repentino cambio. Todo parecía ser como debía, ¿O acaso habría de ser de otro modo?

El libro golpeó el suelo devolviendo a Emriel al lugar. A través de la fina cortina acuosa formada en sus ojos no quiso evitar echar una ojeada. Pudo leer algunas frases sueltas, pues no es sencillo concentrarse cuando tratas de mantener la compostura. Al principio no le sonaron en absoluto aquellas líneas que en cierto modo sonaban tan poéticas.

Interrumppiendo la frenética búsqueda que comenzó en su cabeza, tratando de localizar al autor de los versos, la chica retomó su andar, aquel que en la primera vez le resultó grotesco pero que ahora veía con otros ojos, y de sus labios salieron palabras de apoyo. Las juzgó como tales aún sin estar seguro de su significado. En otras condiciones se habría hecho tantas preguntas... ¿Por qué "Nosotros"? ¿"Serás juzgado solo por tus actos"? Bien analizado podría ocurrírsele que la chica fuese un ángel, mensajera de la muerte, y aquel lugar su purgatorio, ¿O acaso su infierno? Mas la situación no requería meditar sobre esas palabras, ya tendría tiempo de hacerlo, pues estaba seguro de que quedarían grabadas con fuego en su memoria. En el presente todo parecía transcurrir tal y como debía, nada estaba fuera de lugar.

Finalmente ella tendió su mano revelando un pedazo de papel. Durante una fracción de segundo dudó sobre si debía cogerlo o no, pero estaba claro que se lo entregaba. Tras enjugar rápidamente sus lágrimas antes de que osasen derramarse sobre sus mejillas el chico cogió el papel para abrirlo y ver de qué se trataba.

Spoiler:
Yo no lo definiría como raro. Personalmente me gusta, es muy onírico, irreal. Sinceramente, el tipo de respuestas que me agrada recibir de la princesa. Si el tema fuese "normal" sí que me parecería muy raro ^-^
P.D: ¿Como se hace para que en lugar de "Spoiler" aparezca "off" como en tu anotación?

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Edad : 16
Carga : Destino
Mensajes : 105
Botones : 86
Puntos de Favor : 6
Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Dahlia Carnation el Dom Mayo 12, 2013 8:21 pm

o había querido hacerlo llorar, pero su semblante no cambió ante aquella reacción emotiva. Mantuvo la mano estirada el tiempo suficiente para que Emriel lo tomase; el papel cuidadosamente doblado en cuatro, era de color grisáceo óscuro y con finas líneas de color púrpura. En una caligrafía de líneas muy delgadas, con letra de color blanco estaban escritas las siguientes letras y números:

75.02C

Nada más y nada menos. Ya no había nada más que decir al respecto, ya todo esta dictaminado. Tal como había hecho varias veces, volvió a darle la espalda, agachándose para recoger su libro. Se sentó en la misma posición en la que estaba, lo abrió de par en par y continuó su lectura, solo que ahora las páginas estaban en blanco. No dijo nada más, Emriel ya no era parte de su escenario, tan solo esperaría para ver lo que ocurriría en ese mismo lugar luego. Unos murmullos suaves, que solo un oído entrenado podría captar se escuchaban en el primero piso, y la luna brillaba con fuerza por la ventana, tras las cortinas, indicando que ya era bien entrada la noche.

El no debía estar de pie, pero no era Dahlia quien iba a decírselo. Su curiosidad estaba satisfecha, y era de tres pequeños rubiecillos de quien debía encargarse ahora. El pajárillo rojo de la biblioteca pió suave desde su jaula, mientras hinchaba el pecho como si de una gran inhalación se tratase, y continuó con sus sueños.

El trozo de papel ahora era suyo; lo que hiciese con él no era de su incumbencia, mas si era paciente e inteligente, con el tiempo descubriría su significado.


Lerolero:
No te diré como se hace... Ok no. Tienes que poner [Spoiler"="textoaquí], obviamente sin las comillas. Siento lo corto de las respuestas, espero hayas disfrutado el tema tanto como yo. Aún no salgo de escena de todos modos, no te confundas (?)

AVISO:
- Se te ha añadido "trozo de papel" en tu inventario.
- Ahora posees un lugar en el jardín de la princesa

Dahlia Carnation
La Princesa Vacía
La Princesa Vacía

Carga : Destino
Mensajes : 277
Botones : 253
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Emriel Velour el Lun Mayo 13, 2013 12:05 pm

Emriel leyó el pequeño trozo de papel, pues eso parecía indicar la misteriosa chica:

75.02C

Tan extraña ¿Frase? susurraba el regalo. No sabía a qué hacía referencia pero desde luego no tenía ni la más mínima intención de dejarlo caer en el olvido. Cuando entró en el orfanato lo hizo sin nada, otros chicos venían con posesiones pasadas pero Emriel solo poseía la ropa que vestía. Ahora tenía otra cosa: Un tesoro regalado, que aparte de tener un misterioso texto era la prueba definitiva de que aquella chica era real.

Le resultaba muy estimulante no comprender el mensaje, parecía que dese ese momento su vida tenía un objetivo más. Ya no era el mismo infierno, había despertado una posibilidad de redención, desde ahora se concentraría para desentrañar el misterio que ocultaba.

Durante unos instantes contempló como la chica le daba la espalda y recogía su libro para regresar, una vez más, a sus quehaceres. Las hojas estaban en blanco, pero a ella no parecía importarle. Echó un último vistazo en derredor, obsrvando la vieja biblioteca que desde ahora sería para el uno de los lugares más fascinantes y aterradores del orfanato. La argéntea luna luchaba contra las cortinas en un intento por adueñarse de la estancia, haciendo bastante difícil la visibilidad, ¿Cuanto tiempo había trascurrido? Desde luego el necesario para que le cayese una buena bronca si alguien le pillaba allí.

- Gracias - Le dijo finalmente. No solo por el regalo, sino también por darle el coraje para expresar sus pensamientos, por no juzgarle como un loco. Antes de darse la vuelta y retomar el camino a los dormitorios agachó cortésmente la cabeza en un gesto de respeto y despedida. Luego lentamente encaminó sus pasos a la puerta

---> Emriel sale de escena (Salvo que acontezca algún imprevisto) <---

Off:
No creo demasiado prudente hacer otra cosa ^-^' he de admitir que me ha dejado bastante desconcertado, lo que me agrada. Añade expectación, misterio y "jugabilidad". En mi opinión es un verdadero juego de rol en lugar de un tema más. Por ello salvo que ocurra algo de lo que yo no estoy enterado me retiraré, es lo que veo más lógico.
Yo también he disfrutado mucho del tema, ¡Oh! y gracias por enseñarme a cambiar lo de "spoiler", se me hacía raro que pusiese eso sin que fuese realmente un spoiler XD

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Edad : 16
Carga : Destino
Mensajes : 105
Botones : 86
Puntos de Favor : 6
Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: No inicies una aventura si ya sabes el final. - Privado

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:13 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.