Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Trama 1: El Despertar (Prólogo)
Lun Nov 24, 2014 10:56 pm por Neru-kun

» Neru Komehada
Lun Nov 24, 2014 10:43 pm por Neru-kun

» Knoxville art cosnervatory (elite)
Miér Feb 26, 2014 4:43 pm por Invitado

» Reglas Generales de Rol
Jue Feb 13, 2014 10:50 pm por Félix Chivalrous

» Aku no Musume {Rilliane ID} (En proceso)
Sáb Feb 01, 2014 3:44 pm por Rilliane L. D'Austriche

» Busqueda de Aristocratas
Sáb Feb 01, 2014 1:48 pm por Rilliane L. D'Austriche

» Sistema de Combate -Marcha Blanca-
Vie Ene 10, 2014 6:39 pm por Alice Baskerville

» En busca de respuestas [Priv. Astrid]
Vie Ene 03, 2014 3:51 pm por Astrid Ritter

» Solicitud [Priv. Dahlia Carnation]
Vie Ene 03, 2014 3:27 pm por Astrid Ritter

¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Vie Oct 28, 2016 4:41 pm.
FOROS ÉLITE
Hermes RolParallel Hearts {PH Rol}Pandora: Shin Seiki

Tributo } ¿Quién se atrevió a cambiar aquí lo blanco por carmín? [Entrega]

 :: 3° PISO :: ÁTICO :: PASILLO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tributo } ¿Quién se atrevió a cambiar aquí lo blanco por carmín? [Entrega]

Mensaje por Isabella DuMort el Sáb Mar 30, 2013 11:44 pm

Apenas hubo resuelto del tema de su tributo y el pequeño percance que tuvo con la pintura, corrió tan rápido como le dieron sus delgadas piernas, saltando peldaños de dos en dos para llegar rápidamente hacia el último piso y así poder acabar con ese “juego” de una vez por todas.

Pero por cada paso que daba, su pequeño corazón pareció acelerarse el doble, amenazando así con abandonar su pecho. Se detuvo al final de las escaleras que la llevaron finalmente al tercer piso y tomó aire, sujeta a la pared. La herida en su dedo aun no cerraba, y de hecho parecía emanar cada vez más sangre, sumado a eso que la sentía palpitar tan rápido como su corazón. Sintió nauseas, y sus piernas temblaron tanto por el cansancio como por la extraña sensación que todo eso le causaba. Pero por otro lado, también sentía la llave en su otra mano, la cual apretaba fuertemente en un puño, y ella también parecía palpitar de una forma más suave, casi imperceptible o imaginaria, pero aun así ella la sentía latir…

Como un corazón.

Armándose de valor, se metió el dedo herido a la boca y cerrando fuertemente los ojos, se obligó a lamer la sangre para limpiarla y luego a tragar. El sabor a clavos le hizo sacar la lengua, asqueada. Estuvo a punto de lamerse su propia manga en cuando por el pasillo del frente pudo ver la silueta de alguien corriendo entre suaves risas. Su lengua volvió a donde pertenecía en su boca y ella camino rápidamente hacia el lugar en donde había visto la silueta, pero al voltearse a ver por la silueta no puedo ver nada más que la puerta en donde debía depositar su Tributo. Sin más preámbulo, y sujetando la llave contra su pecho, se dirigió a pasos lentos hacia la puerta, pasos casi temerosos. Al llegar frente a la única puerta que se encontraba en ese pasillo, extendió su mano libre y con ella abrió el pequeño cajón en donde se dejaban los tributos.

Su corazón pasó de un ritmo acelerado a uno más lento, pero mucho más fuerte. Y con su corazón en la mano, tanto literal como figurativamente hablando, deposito su Tributo en la caja antes de cerrarlo, expectante a lo que sucedería a continuación.
avatar
Isabella DuMort
Mendiga
Mendiga

Mensajes : 20
Botones : 38
Puntos de Favor : 0

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Tributo } ¿Quién se atrevió a cambiar aquí lo blanco por carmín? [Entrega]

Mensaje por The Arethor el Dom Mar 31, 2013 10:00 pm

El cajón se abrió con un leve crujido y una vocecilla volvió a reir, ahora por detrás de la puerta. ¡Oh!, claro que estaba siendo observada, puesto al fin y al cabo estaba pisando el terreno de los príncipes. Si había un lugar del orfanato donde la presencia de sus almas se hacía más tangible era en el tercer piso

La llavecita hizo un pequeño "cling" al caer en la madera. La caja pareció cerrarse con más prisa que con la que la pequeña empujaba el cajoncito, casi arrebatándoselo de las manos.
Quizá fue porque su corazón comenzó a latir cada vez más lento, pero el tiempo pareció estirarse; los segundos parecían minutos, hasta que por fin un ruido se escuchó al otro lado de la puerta. Un susurro, dos susurros, varias vocecillas expectantes parecían apremiar el regalo y meditar su valor. Tomó un tiempo, como si no lograran tomar una desición y luego se escuchó como algo caía dentro de la caja.

La caja se abrió y repartidos alrededor de un papel que recitaba "merci pour la clé de votre coeur" habían 15 botones de distintos tamaños y formas.

Tras la puerta la risa conocida se escuchó una última vez junto con pasos presurosos que le alejaron del lugar.

† - † - † - †

¿Recuerdas las historias de Terror y monstruos que nos contaban de niños?
Te tengo dos malas noticias...
La infancia ya ha acabado y los Monstruos no se han ido...
avatar
The Arethor

Mensajes : 129
Botones : 193
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: 3° PISO :: ÁTICO :: PASILLO

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.