¡Feliz
Halloween!
Rule of Rose
Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]
Novedades
03/03
Ven a tomar al Hitch's:

09/03
Nuevas

10/03
¿Necesitas un NPC?

30/03
Nuevo

18/04
Nueva Skin del foro

01/06
Nueva lista de

09/06
Pronto, nuevas medidas de avatares 250x450



Links Rápidos
Últimos temas
» Registro de Físicos
Dom Oct 08, 2017 4:52 pm por The Orphanage

» V. Tributos y Reputación
Dom Oct 08, 2017 4:30 pm por The Orphanage

» Modelo de Ficha
Dom Sep 24, 2017 6:17 pm por The Orphanage

» IV. El Club del Crayón Rojo
Sáb Sep 23, 2017 5:40 pm por The Orphanage

» III. Clases de Personaje
Sáb Sep 23, 2017 2:54 pm por The Orphanage

» II. Ambientación e Historia
Jue Sep 21, 2017 12:13 am por The Orphanage

» I. Reglas del Foro
Miér Sep 20, 2017 8:37 pm por The Orphanage

» Neru Komehada
Lun Nov 24, 2014 10:43 pm por Neru-kun

» Knoxville art cosnervatory (elite)
Miér Feb 26, 2014 4:43 pm por Invitado

» Aku no Musume {Rilliane ID} (En proceso)
Sáb Feb 01, 2014 3:44 pm por Rilliane L. D'Austriche



Búsquedas
realm
Busca Rol & PJ
Nombre Usuario

Mp

realm
Busca Rol & PJ
Nombre Usuario

Mp

realm
Busca Rol & PJ
Nombre Usuario

Mp

realm
Busca Rol & PJ
Nombre Usuario

Mp

realm
Busca Rol & PJ
Nombre Usuario

Mp

realm
Busca Rol & PJ
Nombre Usuario

Mp

Administración
realm

Omega

Webmaster

Mp

Perfil

realm

Sigma

Fichas

Mp

Perfil

realm

Hitori Macleod

Registros

Mp

Perfil

realm

Admin #4

-

Mp

Perfil

Afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Élite 30 de 45
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.

Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

 :: Temas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Edad : 16

Mensajes : 90

Botones : 86

Puntos de Favor : 6

Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Volver arriba Ir abajo

Atardecer Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

Mensaje por Emriel Velour el Jue Abr 25, 2013 11:39 am

Había pasado muy poco tiempo desde que el joven chico llegó al orfanato, o al menos así se lo parecía, pues en ocasiones era difícil cuantificar el trascurrir de las horas en aquel lugar. Sin embargo ya se había hecho a la idea de no "encajar". Seguramente el hecho de resignarse a no hacer amigos era fruto de su propia voluntad; No quería hacer amigos. En las calles había aprendido que las relaciones interpersonales eran demasiado efímeras como para preocuparse de ellas. Aunque entablase amistad con alguien seguramente no pasaría demasiado tiempo hasta que tuviese que marcharse, hasta que uno de los dos fuese, quizá, adoptado, o incluso a que uno de los dos muriese. Era por esta razón que se negaba a mantener más allá de una sencilla charla cordial con el resto de compañeros

"Bobadas, tan solo te aterra aferrarte a algo y que después te lo arrebaten" susurró una voz en su cabeza. ¿Sería cierto? Probablemente, pero aún así evitaría el dolor de desprenderse de todo una vez más. "Debería dejar de psicoanalizarme... acabaré con un trastorno de personalidad" Pensó Emriel mientras una sonrisa burlona se dibujaba en su rostro.

Sin duda aquel lugar invitaba a la meditación, a la introspección. La suave brisa, el sonido de las aves, y la ligera penumbra que reinaba. Hoy se había propuesto contemplar el atardecer ya que hacía mucho tiempo que no se detenía con ese acto que en apariencia es tan insignificante. La luz era ya ligeramente anaranjada anunciando la inminente puesta... y con ella llegaría otra noche. Una noche más en aquel triste lugar, donde cada persona parecía un mar de dudas, dolores, caos y desdicha... ¿Habría alguien lo bbastante loco como para llamarse felíz en ese sitio?

Vagando con su mente en un mar de dudas sin respuesta el chico continuó esperando pacientemente sentado en el suelo del balcón, creyendo encontrarse en un lugar olvidado por el resto de huérfanos, un maravilloso lugar que quizá pudiese acabar llamando 'suyo'.

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro
avatar

Invitado
Invitado
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen

Volver arriba Ir abajo

Atardecer Re: Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 01, 2013 12:41 am

(Off: ¡Perdón por la tardanza! Me regularizaré de ahora en delante :P)

Había alguien lo bastante loco para llamarse feliz, siempre lo hay.

Rojo, rojo, rojo ~

Era su nuevo color favorito, sí señor. ¿Por qué? No que el morado lo hubiera hartado, no, no tenía nada contra el pobre, sino que desde que tenía ese crayón carmesí sentía que una puerta se había abierto finalmente entre esos pasillos llenos de pestillos echados. Con el nuevo día llegaron las esperanzas renovadas, poniéndole una buena cara a Fausto, quién se encontraba tan usualmente bien-humorado, como si el dolor a su alrededor lo divirtiera o simplemente no diera un comino por él.

Tarareaba, no cantaba, solamente emulaba una tonadita peculiar con un mhh-hmm-mmh tan clásico que rayaba en lo cursi. Llevaba sus galas, alguien continuaba lavando y remendando su ropa - aunque toda era relativamente nueva - y el continuaba ensuciándola y rompiéndola, como todo buen adolescente. No sabía a dónde iba y eso era porque no tenía rumbo, simplemente se disponía a perder muy bien su tiempo libre.

¡Pip-pip!

¿Quién lo "pip-pip-eaba"? Giró la cabeza por instinto hacia una pequeña y pañosa ventana y ahí estaba: Sir Marius. No era un artista, no era un poeta, era un pajarillo de color azulado que Fausto tenía en muy buena estima, considerando que era un vertebrado de apenas 8 centímetros. Su sonrisa se amplió, casi se le salía de las orejas:

- ¡Sir Marius! Creí que te habías marchado ¿dónde has estado? -

El pajarillo ladeó la cabeza y volvió a piar, dio un par de saltitos y emprendió el vuelo. Era un grosero, se había ido sin contestar... como era costumbre, el rubio consideró bastante importante seguirlo como el lunático qué era, a falta de algo mejor qué hacer. El ave era muy rápida, apenas si le mantenía el paso. Lo condujo hasta el segundo piso y luego hacia un balconcillo donde posteriormente había un sujeto desconocido embobado en la tarde... Momento... ¡Sir Marius iba a escapar de nuevo! Fausto abrió grandes los ojos y gritó sin pensarlo dos veces:

- ¡¡HEY TÚ, NO LO DEJES IRSE!! -

Fausto puso cara de "¡Tú, si tú!", por si el muchacho aposentado en el balcón lo dudaba, encima lo señaló para mostrar lo claro de su urgencia.

Señoras y señores: ¡Sir Marius!:
avatar

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Edad : 16

Mensajes : 90

Botones : 86

Puntos de Favor : 6

Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Volver arriba Ir abajo

Atardecer Re: Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

Mensaje por Emriel Velour el Jue Mayo 02, 2013 3:04 pm

Sus pensamientos se vieron repentinamente interrumpidos por una voz apremiante que le instaba a hacer algo, ¿Pero el qué? "- No lo dejes irse -" había gritado. En un principio el muchacho apenas si tuvo tiempo para incorporarse y girar hacia el propietario de tan impertinente voz: Era un chico rubio aproximadamente de su edad... quizá más joven.

Sin más dilación Emriel comenzó a mirar en varias direcciones hasta localizar al avecilla que revoloteaba hacia afuera con la segura pretensión de huir. Se trataba de un ejemplar hermoso, de tonos azules y pequeño tamaño despertaba en el chico un sentimiento de compasión que creía olvidado. El otro hombre se había mostrado casi desesperado por conseguir su ayuda y detener al pájaro, seguramente se trataba de su mascota y seguramente la amaba como solo se puede amar a un fiel compañero animal, pero ¿Era lo apropiado? ¿No se trataba el amor de dar libertad a aquello a lo que amas?

- ¿Por qué? Si yo pudiese haría igual que él - Dijo tajante. No le agradaba que la gente le diese órdenes... mucho menos de esa forma y desde luego el ave estaba en su total derecho de marcharse si así lo estimaba oportuno. Tal había sido su conclusión final, y por supuesto el ave no se iría si fuese feliz. - ¿No crees que estará mejor en campo abierto, dónde pueda volar cuanto quiera? Si te aprecia regresará - Si tan solo el pudiese desplegar sus alas y volar... ¿Celos? Podría decirse que sí.

Dicho esto e ignorando por completo al pequeño muchacho Emriel fijó su vista en su alado amigo. Había conectado con el pequeño ser a un nivel muy profundo en apenas unos segundos y en cierto modo esperaba que se marchase. Sería curioso ver que pasaba, pues bien pensado su interlocutor poco entendería de libertad, derechos, felicidad y altruismo. Para él Emriel no sería más que el chico que dejó huir a su pájaro, ¿Se enfadaría? O quizá lo estuviese prejuzgando y en realidad se mostrase comprensivo con los deseos de la criatura.

Spoiler:
No te preocupes demasiado por el tiempo, yo tampoco suelo responder a diario.
Por cierto, no tiene mucha importancia pero me ha resultado, cuanto menos, gracioso. Mientras que describes a Sir Marius como "un pajarillo de color azulado" la imágen es roja... xD bueno, no tiene mayor relevancia.

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro
avatar

Invitado
Invitado
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen

Volver arriba Ir abajo

Atardecer Re: Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 02, 2013 8:21 pm

Emriel Velour escribió:¿Por qué? Si yo pudiese haría igual que él ¿No crees que estará mejor en campo abierto, dónde pueda volar cuanto quiera? Si te aprecia regresará
Y se fue...

Lo vio revolotear vilmente hacia la nada, tan feliz de entregarse al viento como lo estaría un cocinero de entregarse a un jugoso filete... a falta de una comparación más poética, pero no había nada más honesto que eso. Fausto cesó abruptamente la carrerilla al toparse con el ventanal, caminó hasta que se le terminó el piso y lo observó volverse un puntillo azulado, luego, nada. Sir Marius se había ido a conocer mejores lares, a canturrearle a otros rubios, a él no y todo gracias al muy sin vergüenza pregonero ahí presente. Los ojos claros de Fausto se iluminaron de rabia, la cual dedicó a aquél sin miramiento alguno, no era difícil dado que era escasamente más alto.

- No pedí tu opinión, pedí que lo detuvieras ¿tienes cerebro de pájaro también? -

Lo arinconó contra el marco del balcón y cerrando el puño, le dio un par de toquecitos en la cabeza, como si intentara descubrir si había algo ahí dentro, humillándolo, molestándolo por molestarlo primero - ojo por ojo

- Hoooolaaaa ¡es un animal! ¡los animales no piensan! Sólo van allá afuera y mueren y se pudren a menos que alguien lo impida ¡gracias por darle esa opción al avechucho! Podré dormir tranquilo -

Implícito en el tono de su voz estaba el sarcasmo. Normalmente jugaba a ser amable, pero cuando alguien le retaba de ese modo, no podía sino presentar al Fausto malo.

Diente por diente.

(Off: Ah sí, es azulado en efecto y olvidé cambiarle el color a la imagen que me gustó... ¡demándame! O3ó)
avatar

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Edad : 16

Mensajes : 90

Botones : 86

Puntos de Favor : 6

Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Volver arriba Ir abajo

Atardecer Re: Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

Mensaje por Emriel Velour el Lun Mayo 06, 2013 12:44 pm

Oh... tal y como esperaba no parecía habérselo tomado a bien. Tras contemplar como el ave huía, sin duda en busca de algún lugar mejor que aquel, el chico se acercó a él de un modo amenazante. Emriel retrocedió unos de pasos, hasta quedar arrinconado, sin huída posible. Tampoco es como si jamás se hubiese planteado huir. Cerrando el puño dió un par de toques en su cabeza. Un gran alivio, pues la primera imágen que le vino a la mente fue la de aquel chico dándole un puñetazo.

Sin embargo sus actos no dejaron ni mucho menos indiferente al muchacho ¿Quién se creía que era? Había pocas cosas que le molestasen, y normalmente le daba igual que alguien le diese una buena tunda si acaso lo merecía, pero desde luego no iba a obedecer las injustas órdenes (O al menos él creyó injusta la petición del chico) de un completo desconocido. Pero no era el lugar ni el momento de meterse en un lío, quizá solo debiese hacerle entender.

- No, no morirá tan facilmente. Los animales saben cuidarse y aúnque terminasen sus días éstos acabarían en libertad, tal y como corresponde y por tanto moriría feliz - La opción que consideró más adecuada fue ignorar insultos e intentos de provocación y apelar al buen juicio del chico. Dentro de él habría un pequeño corazón que olvidaría su egoísta posesión de otro ser vivo y comprendería que entregar libertad es la más alta forma de entregar amor.

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro
avatar

Invitado
Invitado
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen

Volver arriba Ir abajo

Atardecer Re: Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 08, 2013 6:39 pm

Emriel Velour escribió:No, no morirá tan facilmente. Los animales saben cuidarse y aúnque terminasen sus días éstos acabarían en libertad, tal y como corresponde y por tanto moriría feliz
Ladeó la cabeza, como si observara un bicho raro ¡y es que lo era! Mira que ante sus Faustinas provocaciones su única reacción fue tan poética y romántica que cabía mejor en una portada de novela que en esa escena.

- Ooohh ~ ¿eso crees? - sonrió zocarronamente, sus ojos maliciosos bordearon la silueta del muchacho con un aire de superioridad - ¿Crees que moriría feliz si un gato lo atrapa...? ¡¡Así!! - Se dejó ir contra el rubio y lo azotó contra la pared, anteponiendo la diestra sobre el pecho de la víctima, mimetizando lo que justamente describía - Y luego si con su filosa garra, ¿lo destripan? Pprrrjjjj... -

Su dedo índice lo puso sobre el abdomen del muchacho y con la uña remarcó verticalmente el camino hacia arriba, haciendo un sonidito como de "destripadero" bastante gráfico e infantil. Se chupó el dedo, como si sus vísceras fueran sabor a chocolate y luego se echó a reír, mostrando lo torcido de su persona.

- La felicidad no es para los animales, es para las personas y no para todas, mírannos aquí, olvidados y sin nadie que regrese a darnos el amor que merecemos, buuh -

Entresacó el labio inferior, emulando un puchero, mostrando su volatilidad pues ahora había encontrado una nueva fascinación en la ingenuidad del rubio ahí presente.
avatar

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Edad : 16

Mensajes : 90

Botones : 86

Puntos de Favor : 6

Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Volver arriba Ir abajo

Atardecer Re: Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

Mensaje por Emriel Velour el Vie Mayo 10, 2013 12:05 pm

Por unos instantes le pareció que había hecho comprender al pobre chico. Entonces éste esbozó la mueca de una soonrisa. Un escalofrío recorrió la espalda de Emriel, temeroso de lo que pudiese hacer. Por primera vez se planteó que el balcón no era el mejor sitio para comenzar una pelea. A su visible inferioridad física se juntaba la posibilidad de una gran caída. Incluso aunque aquel chico no pretendiese hacerle daño un paso mal dado podría significar un final seguro.

Repentinamente el huérfano se abalanzó sobre él, dándo un gran grado de teatralidad a lo que Emriel no consideraba más que una absurda rabieta. Con su dedo recorrió su abdomen, simulando una afilada cuchilla y haciendo que otro escalofrío erizase los cabellos de su nuca. ¿No le habían enseñado a ese chico lo que significaba el espacio privado? Su asalto era una ofensa.

Sin embargo él no caería en su juego. Emriel podía ser débil de cuerpo, pero era fuerte de espíritu. Haciendo gala de su entereza aún se atrevió a seguir con las provocaciones. Trató de mantener su temple mientras reía y tras esa burlona y ofensiva parodia de llanto. Solo entonces volvió a hablar

- Ahora que he tenido la suerte de topar contigo - comenzó a articular con un cierto deje de arrogancia - no cabe preguntar por qué tu pájaro prefería irse. Imagino que morir a manos de un gato es mejor que vivir contigo -

Pero al momento se arrepintió. No parecía de las personas a las que hubiese que hacer enfadar, quizá ahora sí que decidiese golpearlo... o arrojarlo por el balcón. Su corazón dió un vuelco solo ante la idea, ¿Habría aún tiempo para una disculpa? Tan solo debería intentarlo.

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro
avatar

Invitado
Invitado
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen

Volver arriba Ir abajo

Atardecer Re: Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 25, 2013 11:45 pm

Emriel Velour escribió:Ahora que he tenido la suerte de topar contigo, no cabe preguntar por qué tu pájaro prefería irse. Imagino que morir a manos de un gato es mejor que vivir contigo
Las pupilas se le dilataron, eran un par de puntillos perdidos en un inmenso espacio en blanco, un mar de nada. ¡Tsk! Chasqueó los dientes y arrugó el entrecejo a modo de reacción, absorbiendo todo el descontento del que era capaz porque ¡Auch! Había dolido, pequeña viborilla disfrazada de cordero, encajaba las fauces dónde más daño podía causar. Niños: por eso es mejor tener perros...

De repente - sólo por un momentito - la expresión de rabia se esfumó ¡paf! ya no estaba ahí, se había ido a volar como el avecilla furtiva y para sorpresa de todos... una sonrisilla cínica, una mirada suspicaz, la ruptura del esquema del espacio entre ambos, pues Fausto casi deposita sus labios sobre los de él, unos milímetros los salvaron. Enseguida, el clásico susurro en tono amenazador:

- ¿Me crees detestable? - aferró su agarre, casi dejándolo sin aliento - Si tan repulsivo soy ¿qué más da lo que haga contigo? ¿crees que alguien te extrañe? Yo iré por mi ave después, sin remordimiento alguno... anda, anda, usa tu imaginación -

Nop. No le iba a dar tiempo a insultarlo una vez más, en vez de eso, le estampó la cabeza contra la pared, aprovechando sus ventajas y con la mano contraria, depositó su pulgar en uno de los ojos del rubio, presionando con la fuerza suficiente para hacerle saber que el dedo mandaba ¡sí señor!

- ¡Juguemos a algo! Un acertijo ¿sí? Si fallas, te dejaré sin ojo y si ganas, serás libre ¿te agrada, verdad? ¿te gusta que te traten mal? A mi no me gusta como me has tratado, así que debes pagar -

Si había que forcejear, lo haría. En ese punto, todo estaba volviéndose muy entretenido.

Fausto psycho mode on:


(Off: Perdun por la tardanza ;3;)
avatar

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Edad : 16

Mensajes : 90

Botones : 86

Puntos de Favor : 6

Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Volver arriba Ir abajo

Atardecer Re: Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

Mensaje por Emriel Velour el Lun Mayo 27, 2013 12:27 pm

Por supuesto el huérfano respondió a sus bravuconadas, desde luego pareció herirle y por un momento el desafortunado Emriel se sintió victorioso. No debió haber cantado victoria. Sin tiempo ni tan siquiera a darse cuenta de lo que ocurría un golpe seco contra la pared de atrás hizo por unos segundos que la cabeza le diese vueltas y la vista se le nublase. AL parecer sí que se había decidido a golpearle, pero para su infortunio no acabó ahí la cosa. En un instante el otro rubio fortaleció su presa y comenzó a presionar uno de sus dedos contra el ojo de Emriel. Acercando su rostro de un modo amenazador susurró una, por qué no decirlo, bastante efectiva amenaza.

- ¡Juguemos a algo! Un acertijo ¿sí? Si fallas, te dejaré sin ojo y si ganas, serás libre ¿te agrada, verdad? ¿te gusta que te traten mal? A mi no me gusta como me has tratado, así que debes pagar -

¡¿Qué?! ¡Estaba absoluta y rematadamente loco! Pero quizá era culpa suya, se le había subido el ego a la cabea y había dicho algo doloroso para él. Aún así, ¿No era una reacción extremadamente exagerada para un chico normal...? Puede que ahí radicase el problema. Ese 'chico' parecía de todo menos normal.

Desde luego Emriel no pensaba forcejear, la batalla la tenía perdida de antemano, sabía que era claramente inferior al muchacho... al menos físicamente. El dolor se hacía patente y su pobre ojo comenzaba a enrojecer ante la presión a la vez que a lacrimar. El corazón del muchacho corría a un ritmo desenfrenado y le era cada vez más y más difícil tratar de mantener su aplomo. Pero si había de perder el ojo trataría por todos los medios de no humillarse más de lo necesario. En esa situació probablemente gritase y se retorciera de dolor, tenía que como mínimo tratar de mantener algo de orgullo y dignidad. Aün no parecía estar perdido.

- Lamento... lamento haberte ofendido - Dijo con un hilo de voz, incapaz de tomar el suficiente aire como para que sus palabras albergasen poder alguno - Escucho - Añadió dando su conformidad al fuego. Como el mismo agresor había dicho él le había tratado de un modo grosero. Debía pagar por ello, ya fuese participando en su acertijo... o con un ojo.

Off:
No te preocupes por la tardanza ^-^

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro
avatar

Invitado
Invitado
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen

Volver arriba Ir abajo

Atardecer Re: Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 27, 2013 12:58 pm

Emriel Velour escribió:Lamento... lamento haberte ofendido. Escucho
Tener poder sobre algo era simplemente delicioso. Fausto se relamió los labios al ver a su víctima, una vez altanera y arrogante, ahora sublevarse ante su malignidad infantil... observó bien a Emriel, no era nada feo, lucía mejor humillado y temeroso. Viéndolo de cerca, el iris de sus ojos era extraño, un gris que casi nunca veía en los demás, es como si le hubieran robado el color... ¡bah! probablemente no necesitaba los dos ojos de cualquier modo, con uno tendría.

¡Había entrado al juego! Oh sí ~ empezaba a gustarle ese muchacho, lo estaba entreteniendo bastante... Fausto se sentía ahora mismo como se sentiría cualquier mocosete en un parque de diversiones o en una juguetería: simplemente ruegas porque se prolongue un poco más el momento, pero sabes que va a terminar así que lo disfrutas como si la eternidad estuviera de tu lado.

- Buen niño. Ahora ¡el acertijo! Una mujer va al entierro de su madre. En ese entierro ve a un hombre y se enamora perdidamente de él, pero sin que lleguen a mediar palabra el entierro se termina y cada uno sigue por su camino. A la semana, la mujer mata a su hermana... - todo lo habla con reverencia, casi como un actor en un teatro, disfrutando de las reacciones de su presa - ¿Porqué la mata? -

Le da un par de palmaditas a su ojo, para que recuerde lo que está en juego. Quiere saber qué clase de persona es este rubio, qué clase de respuesta le dará, si seguirá pareciéndole interesante o no. El señor ojo agradecerá cualquier cooperación entretenida.
avatar

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Edad : 16

Mensajes : 90

Botones : 86

Puntos de Favor : 6

Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Volver arriba Ir abajo

Atardecer Re: Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

Mensaje por Emriel Velour el Miér Mayo 29, 2013 12:47 pm

Su acosador disfrutaba. Se hacía evidente por sus reacciones. Le observaba, le juzgaba, se deleeitaba en su sufrimiento. En esos momentos los latidos del corazón del joven Emriel eran tan acelerados que los creía audibles para cualquiera en sus alrededores. Aunque su expresión no era la más fría todavía trataba de mantener la templanza y el aplomo de los que solía hacer gala. Tras unos instantes de suspense el varón comenzó con su acertijo.

- Buen niño. Ahora ¡el acertijo! Una mujer va al entierro de su madre. En ese entierro ve a un hombre y se enamora perdidamente de él, pero sin que lleguen a mediar palabra el entierro se termina y cada uno sigue por su camino. A la semana, la mujer mata a su hermana... ¿Porqué la mata? -

Desde la primera línea sintió como se le quitaba un peso de encima, casi podría suspirar de alivio. Pero era solo su primera reacción. Aunque bien conocido por el chico, el acertijo no era un sencillo juego infantil. "Porque quería volver a ver al hombre" Esa era, al menos en teoría, la respuesta. Pero claro, la respuesta que daría un psicópata. A Emriel poco le importaba en realidad lo que el otro chico pensase de él, pero a lo largo de sus años se había encariñado con su ojo. No quería perderlo. ¿Qué esperaba el otro chico que respondiese? ¿Debería dar esa respuesta, y que el otro asumiese que era tan ruin como él? ¿O dar otra contestación cualquiera para demostrar sus buenas intenciones?

Desde luego no era un acertijo demasiado justo, bien podría haberse limitado al "¿Cual es el animal que camina a cuatro patas cuando nace...?". Ese solo tenía una posible respuesta, pero no. No era un simple acertijo, le estaba probando. Él solo se había metido en ese lío y él solo tenría que salir. Puesto que las cosas no parecían poder ponerse mucho peor quizá lo más sencillo era olvidarse del subterfugio.

- No sé qué esperas que responda - Comenzó - Según tengo entendido, lo hace para volver a ver al hombre - Su voz sonaba bastante firme, aunque con un tono amable. No sacaría nada bueno si le seguía provocando - Pero yo jamás haría algo semejante -

Bien, aunque en su respuesta dejaba claro conocer el acertijo no creía que eso importase demasiado. Él había cumplido, ahora solo quedaba que fuese lo suficientemente satisfactorio para el otro niño. La próxima vez se lanzaría sobre cualquier ave cuando se lo pidiesen, hubiese sido menos peligroso.

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro
avatar

Invitado
Invitado
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen

Volver arriba Ir abajo

Atardecer Re: Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 01, 2013 12:46 am

Lo miró penetrante e incómodamente, tanto, que no se dio cuenta que estaba haciendo bizcos con los ojos y ladeaba la cabeza como si fuera a sacarle la respuesta por el costado de la oreja, sí, sí, quizá se asomaba por ahí un poco, pero nada más eran ideas suyas. ¡Venía la respuesta! Los labios del rubio se lo advirtieron, así que enunció un ¡Shh! como si un tercero estuviera distrayéndolo de una escena de dos...

Emriel Velour escribió:No sé qué esperas que responda. Según tengo entendido, lo hace para volver a ver al hombre. Pero yo jamás haría algo semejante
Y ahí estaba... era tan horrible como abrir un regalo en navidad y hallarte con calcetines ¡deberían mandarlos a la horca a todos los que se atrevieran a hacer eso! Fausto guiñó un ojo, mostrándose bastante decepcionado, no le gustaban los sabiondos, le recordaban a cierto y detestable príncipe con cara de perro.

- ¡Buuuh! Respuesta aburriiiiida ~ ¿No pudiste inventarte algo mejor? Ahora estarás igual de tuerco que la japonesa* esa ¡Muajajaja! Ahora puso ambos pulgares sobre el ojo del muchacho, tomándole el rostro con las manos para que no se moviera mucho. La mirada de Fausto se volvió desquiciante ¿cómo se vería? ¿sería asqueroso? ¿habría sangre y algo viscozo? Se relamió los labios, ansioso de dañarlo, sabría que no debería volver a molestarlo... - No te muevas, esto te dolerá más a ti que a mi... -

(*Jinko)

Intervención:
Agradecería la intervención de Mannequin en cualquiera de sus presentaciones ahora, gracias XD
avatar

Nicholas Donovan
El Príncipe Vengativo
El Príncipe Vengativo
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Carga : Muerte

Mensajes : 129

Botones : 171

Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Atardecer Re: Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

Mensaje por Nicholas Donovan el Sáb Jun 01, 2013 3:02 am

O fue un pequeño guiño en el aire, una ironia del destino o simplemente el hecho de arruinar la fiesta personal que Fausto estaba por llevar a cabo. La verdad era que como siempre pasaba en estas circunstancias, los planetas se habian alineado, y el pequeño bastardo iba a recibir esas visitas que solo podria traer a el, la peor de las noches de pesadilla.

El principe avanzo a pasos lentos y virtuosos, como si con sus piernas estuviese tocando una melodia sinfonica lenta en un piano dibujado a lo largo del suelo. Las luces del pasillo bambolearon por unos instantes como siempre pasaba, y las sombras que cubrian la noche estaban mas oscuras que de costumbre.
Si el pequeño blondo observaba la cara del monarca del orfanato, encontraria [contrario a todas las ocaciones anteriores] una mueca de alegria.

Con una mirada cargada de una lascivia por la escena que estaba admirando. Le agradaba que Fausto se dejase llevar un poco por el instinto, no le agradaba el pequeño mendigo que Dahlia mantenia entre sus filas como un refugiado al igual que al pequeño conde que no asomaba su rostro por los pasillos hace mucho tiempo atras. Miro y una sonrisa de oreja a oreja reino en su rostro frio. Sus palidas mejillas por un momento parecieron recubrirse de un rubor de exaltacion, la escena coronada por unos ojos entrecerrados que llegaban al borde del placer, obviamente todo esto a los ojos de quien veia la escena, despues de todo, eso era lo que el queria generar en el pequeño bastardo mendigo.

- Vamos Fausto, no tomes atribuciones que no os corresponden - la sonrisa hablo, dejando entrever una corrida de colmillos anacarados que bañados en un mar de saliva, esperaban morder algo de carne.

Se acerco hacia la pareja que se enfrentaba, haciendo mucho mas helado el espacio a su alrededor.

Para el pequeño desdichado que estaba siendo victima, la escena seria completamente diferente, ya que el principe apareceria como el mas candido de los niños, con la carita sonrojada, y con una sonrisa pequeña en el rostro. Con una candida pero demandante voz le diria:

- Hay veces en las que la inteligencia se demuestra mejor callando que hablando por hablar - dijo mientras metia una mano en su bolsillo, como buscando algo, mientras que se llevaba la otra mano a su labio, como pensando en algo especial. Ese algo que no podia asimilar.

Sin importar quien viera que, el principe estaba frente a ellos. Y ahora ambos, a su debida manera, escucharian el mismo mensaje antes de ver al mandamas desaparecer.

- Los niños que se portan mal, deben recibir castigo. Los niños que se portan mal, tienden a llorar. Yo no quiero catigar a cualquier niño, porque no cualquier niño es habil para matar - dijo con una vocecilla que iba entrelazandose entre la de una ilusion y otra. Mientras giraba sobre su centro de gravedad y avanzaba hacia el lado contrario de la pareja.

Dejando cualquier cambio en el ambiente, miro por una ultima vez de reojo, aunque ahora solo se veria el resquicio de su ojo izquierdo, rebosado de un color rojizo, con el iris casi titilante entre la umbra de la noche. Respiro profundo, y con un tono golpeado, completamente contrario al de momentos atras. Hablo.

- Pequeña rata blonda, yo que tu, no le haria daño a algun protegido de mi amada, si amas tu vida, y recuerdas las marcas sobre ti, deja al muchacho en paz, y anda a buscar algun conejillo a algun otro resquicio del orfanato, en el que mis ojos no te encuentren una segunda vez - El principe como siempre evocando sus cambios de pensamiento y sus cambios de temperamente. Vamos, despues de todo, el cuerdo es el rey en el reino de la locura.



Advertencia/Aviso:
Bueno, os debia una con el principe. Sobre todo a ti Fausto.

Espero haya rellenado tus espectativas pequeño trozo de mierdecilla, Cualquier cosa me avisas y arreglo, sino, sigue amandome y hazme una estatua de bronce y oro solido.

† - † - † - †

"Be carefull peasant, i'm your prince, i'm your master, i'm everything in your world..."  
avatar

Emriel Velour
Mendigo
Mendigo

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Edad : 16

Mensajes : 90

Botones : 86

Puntos de Favor : 6

Fecha de nacimiento : 22/09/1934

Volver arriba Ir abajo

Atardecer Re: Cerré los ojos para ver la luz [Priv. Fausto]

Mensaje por Emriel Velour el Lun Jun 03, 2013 7:23 am

La escena adquirió graves matices. Al parecer el otro chico no había tomado por bueno su arranque de sinceridad, ¿Por qué permitiría siempre que la moral se inmiscuyese en asuntos graves como... su salud ocular? Pero de todos modos no creía que le hubiese soltado fuese cual fuese su respuesta. Estaba claro que tan solo quería venganza, y el "acertijo" no era sino una patética excusa para herirle. ¿De qué otro modo podría entender Emriel la injusticia?

Estaba claro que no iba a hablar. No lloraría o suplicaría. Se arriesgó y se le estimó por errónea su aportación. Podía afrontarlo. ¿Sería tan duro vivir con un solo ojo...? Al menos podría buscar a la chica que mencionó, si es que verdaderamente existía y no era solo el delirio de una mente enferma, y quizá surgiese una cómplice y una amistad. Mientras trataba de mantener un porte digno los acontecimientos parecían desarrollarse por sí mismos. Una voz que resonaba distante en los oídos del muchacho intervino. ¿Era otro problema a tener en cuenta? El chico no se veía capaz de lidiar con otra desgracia, no por ahora, ¿No habría ni tan siquiera un pequeño descanso...? Estaba claro que las cosas malas siempre venían de dos en dos. Pero para su sorpresa no parecía que el recién llegado fuese a situarse tambien en su contra.

- Hay veces en las que la inteligencia se demuestra mejor callando que hablando por hablar. Los niños que se portan mal, deben recibir castigo. Los niños que se portan mal, tienden a llorar. Yo no quiero catigar a cualquier niño, porque no cualquier niño es habil para matar -

¿Inteligencia? No, sus palabras nunca habían destilado inteligencia. Por sí mismo jamás hubiese llegado a la conclusión del enigma. Sencillamente conocía de antemano la respuesta. Eso en su mente era lo mismo que hacer trampas. De ahí su respuesta, Emriel quería un juego justo y no lo hubiese sido de haber mentido y haber hecho creer a su interlocutor que había resuelto la adivinanza o que no tenía ni idea. Las dos opciones eran mentir y él había querido caminar por la senda de la verdad. Incluso si eso significaba perder un ojo. Si algo lo caracterizaba no era, ni sería jamás, la inteligencia, sino su voluntad. Su voluntad de seguir adelante a cualquier precio, voluntad para aceptar sus actos con cualesquiera que fuesen sus consecuencias... y vountad para mostrarse... no, para SER estoico ante cualquier castigo.

¿Malo? ¿En qué sentido había obrado mal? Puesto que había pretendido ser honesto, Emriel no podía más que ver como buenas sus palabras. Él había actuado bien. O eso quería pensar. Sin embargo no importaban sus pensamientos. No parecía que ninguno de ambos fuese a prestar atención a sus palabras, por tanto calló. Tan solo le dolía, más por orgullo que por otra cosa, que el muchacho que había aparecido quizá creyese que Emriel guardaba silencio de acuerdo a su consejo y no por su propia voluntad. Aún así sería demasiado grave actuar.

Como un mero espectador de su propia vida el frágil chico rubio aguardó al desenlace de su encuentro, dispuesto a aceptar cualquier acto que se decidiese con el orgullo y la dignidad de la quería hacer gala.

† - † - † - †

"El tiempo transcurre sin cesar... cada segundo nos separa más de nuestra vida ya pasada... cada hora perdida jamás volverá, el tiempo añorado no regresará, y sin embargo, te deseo..."

Hablo | "Pienso" | Narro

Contenido patrocinado
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Temas

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.