¡Feliz
Halloween!
Rule of Rose
Dulce comienzo -Autoconclusivo-


Dulce comienzo -Autoconclusivo-

 :: Temas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar

Dahlia Carnation
La Princesa Vacía
La Princesa Vacía

Inventario
Arma Equipada:
Salud:
10/10  (10/10)
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Mensajes : 259

Botones : 253

Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Dulce comienzo -Autoconclusivo-

Mensaje por Dahlia Carnation el Dom Ene 16, 2011 4:53 pm

La noche por fin había caído sobre el orfanato, abrazando todas sus esquinas & secretos con aquella eterna oscuridad. Aquella oscuridad que representaba el castigo de algunos, era la libertad de otros. Como de Dahlia, por ejemplo.
Eternamente destinada a moverse por entre las sombras de todos, por entre los rincones perdidos, ella nace cuando todos mueren; ella despierta cuando todos duermen... Algo que se veía tan simple se había vuelto su maldición & había aprendido a vivir con ello.
La puerta apenas hizo ruido al abrirse, como si hubiese recibido una orden silenciosa, & un par de orbes oscuros, al parecer sin fondo alguno eran visibles ahora en el espacio que esta dejaba. La princesa del vacío se hacía presente, en un lugar solitario, donde podía disfrutar de la luz de la luna sin salir de los terrenos del orfanato. Era casi su lugar secreto.

La puerta se cerró tras de sí, & continuó avanzando mientras su vestido lila ondeaba acariciando sus piernas. Colocó las manos detrás de su espalda & alzó el mentón para mirar la luna. Por fin un dejo de luz pudo iluminar su rostro; sus rasgos muertos & delicados, para dar paso a un dejo de humanidad en su rostro: sus ojos.

Por un instante sus ojos se vieron teñidos de diversos matices carmínes, dándoles vida, recordándole que allí estaban a pesar de todo. Pero fue solo un instante, puesto bajó la cabeza & frunció el ceño. Habían niños nuevos, podía olerlos, podía sentirlos, & no sabía si aquello le agradaba del todo...
Llegó a la conclusión de que sí le agradaba, & sonrió con dulzura a su invisible receptor. Eran nuevas almas, puras, completas, una que no estaba manchada con la carga de la depravación, & la otra que estaba libre de culpas... Pero la segunda; la segunda ya tenía un pie puesto en su propia perdición. Suspiró y se tomó las puntas del vestido, comenzando a danzar un baile invisible, girando & girando, cada vez más rápido, mientras comanzaba a reir. Su risa se convirtió en carcajada, & su danza se convirtió en giros frenéticos, que amenazaban con no detenerse nunca. Cuando su risa ya culminaba en lo más alto, donde todos los del orfanato podrían escucharla, se detuvo.

Ya no había absolutamente nadie allí. Y donde ella había estado, había un sencillo ticket con unas palabras & un dibujo de una rosa:

"Están cordialmente invitados al Club de los Aristócratas
Atte: La Princesa de la Rosa Roja"


[Fin del tema]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Temas

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.