Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Trama 1: El Despertar (Prólogo)
Lun Nov 24, 2014 10:56 pm por Neru-kun

» Neru Komehada
Lun Nov 24, 2014 10:43 pm por Neru-kun

» Knoxville art cosnervatory (elite)
Miér Feb 26, 2014 4:43 pm por Invitado

» Reglas Generales de Rol
Jue Feb 13, 2014 10:50 pm por Félix Chivalrous

» Aku no Musume {Rilliane ID} (En proceso)
Sáb Feb 01, 2014 3:44 pm por Rilliane L. D'Austriche

» Busqueda de Aristocratas
Sáb Feb 01, 2014 1:48 pm por Rilliane L. D'Austriche

» Sistema de Combate -Marcha Blanca-
Vie Ene 10, 2014 6:39 pm por Alice Baskerville

» En busca de respuestas [Priv. Astrid]
Vie Ene 03, 2014 3:51 pm por Astrid Ritter

» Solicitud [Priv. Dahlia Carnation]
Vie Ene 03, 2014 3:27 pm por Astrid Ritter

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Vie Oct 28, 2016 4:41 pm.
FOROS ÉLITE
Hermes RolParallel Hearts {PH Rol}Pandora: Shin Seiki

✎ Primera Luna: Creciente

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Anochecer ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Nicholas Donovan el Dom Ene 16, 2011 8:49 pm

La noche portentosa y avasallante se posaba sobre el orfanato, los pocos adultos que por ahora moraban el lugar, se habían ido a dormir, y por ende habían mandado a los pequeños a dormir también, cuando desde los altoparlantes que se se encuentran a lo largo de la casa, una chirriante y a la vez paradojica (puesto que sonaba tanto con un tono grave, como con un tono agudo.) voz, les llamó evocando en sus palabras un cordial saludo y una invitación que dado el carácter de las palabras, daba para ser una orden.

- Atención a todos quienes... *Shhh* duermen, levántense de su lugar, el príncipe *Shhh* os convoca a su morada, suban por las escaleras hasta el tercer piso *Shhh* y atrévanse a cruzar la puerta, *Shhh* y haganlo rápido, que la impuntualidad *Shhh* se paga caro *Shhh*. -

Una vez que hubo terminado el aviso a través del altoparlante, una risa se escuchaba en el fondo, mientras una lenta melodía comenzaba a sonar, la música salía se hacía mucho más sonora cuando subías los pisos, hasta que se volvía nula al llegar al tercer piso. El pasillo que guiaba a la puerta estaba bastante iluminado, y la puerta estaba entreabierta, mientras en la puerta había un papel con un extraño símbolo.


[Para quién se atreva a cruzar la puerta va esta parte, sino, solo limitense a quedarse en la puerta]

Spoiler:
Un círculo de velas iluminan una habitación a oscuras, mientras una silueta se dibuja en el fondo de la habitación, sentado sobre el punto más alto de la torre de sillas y mesas, un tocadiscos deja sonar una canción de tonada lenta, cantada por una bella y aguda voz femenina...

♪♫♪ J´ai dans le coeur comme un poids
Dans la gorge comme une épine
De n´avoir fait le choix
« LUI » ou « TOI »
♪♫♪

Al centro de las velas hay una bolsa roída por el tiempo, de tela de arpillera de color marrón claro, con unos leves manchones color carmesí, alrededor de esta, un crayón de color rojo gastado por el tiempo.




Nicholas Donovan
El Príncipe Vengativo
El Príncipe Vengativo

Carga : Muerte
Mensajes : 126
Botones : 171
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Dahlia Carnation el Dom Ene 16, 2011 9:12 pm

Spoiler:

La delgada Dahlia estaba sentada en su trono, sobre la torre de mesas ataviada con un sencillo vestido de color lila claro. Sus piernas estaban adornadas con rosas que parecían enroscarse, aferrarse a ella como si tuvieran vida propia, pero estaban tan muertas como el lugar & los sentimientos, deseos & sueños de todos los que allí moraban. Un listón enorme decoraba su alborotado cabello.

El suave olor a rosas manaba de ella, como si fuese un hechizo para atraer las moscas a la miel. En este caso para traer a los niños hacia allí. Observaba relajada el camino de velas mientras mecía los pies en su trono en altura de manera infantil. Estaban solos & no podía evitar comportarse así cuando estaba emocionada, aunque probablemente a Donovan le molestase un poco aquella actitud tan "niña".

- Una, dos tres, muchas velas por doquier, cuatro, cinco seis, el infierno va a caer ♫- Comenzó a cantar por sobre la música de fondo, & luego soltó una risita, como la que se había escuchado por el alto parlante en la mitad de la noche de todos los niños. Esperaría paciente que llegaran. Sabía que algunos tenían miedo, que otros seguirían durmiendo, & que no todos asistirían, pero al fin & al cabo pisarían ese "salón". Estaban destinados a eso.

Además, era orden de la princesa que así fuera.

Dahlia Carnation
La Princesa Vacía
La Princesa Vacía

Carga : Destino
Mensajes : 277
Botones : 253
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Victoria Winter el Lun Ene 17, 2011 1:26 am

No podia dormir, el olor tan pestilente de las almohadas y las cobijas me tenia molesta, daba mil vueltas sin lograr dormir, pero el resto estaba tan dociles en su cama que me ponia mas tensa aun.
Se oian unos grillos, estaba sensible a cualquier olor y sonido, y fue cuando ya harta me sente en mi cama y una coz hablo por los altoparlantes...me habia quedado algo espantada, por que hablaban a mitad de la noche?No se suponia que todos dormian? Por que ir hasta el tercer piso? Quien era el joven que hablaba?
Dudosa y algo asustada puse los pies en el suelo, no tome la precaucion siquiera de cambiarme, solo con lo puesto y el cabello suelto y bastante despeinado, pero que mas daba, ya habia salido de la habitacion y no volveria mis pasos...
Subi cada piso con el corazon en la boca, la musica que resonaba en el lugar me ponia histerica, y nerviosa mire la ultima escalera, observando en silencio el final oscuro de la misma...
Con un trote subi el ultimo tramo y me quede frente a la puerta...

-Demonios, Victoria, deberias de estar dormida!-me dije entredientes.
Mi mano temblorosa sujeto el picaporte, el cual gire obteniendo como resultado el ingreso a la habitacion con un chirrido...
Dentro habia una escena de terror...velas, una bolsa de tela manchada y un crayon, tambien un tocadiscos que reproducia la musica que me producia escalosfrios...

-¿Que es...esto...?-estupidamente cerre la puerta detras de mi y observe todo desorientada, haciendo mi cabello atras di un leve paso hacia el centro...

† - † - † - †

Les deux poison est plus douce à la fin ... Je vous jure ...

Cumple y guarda silencio...


La fière princesse

Victoria Winter
Baronesa
Baronesa

Carga : Muerte
Mensajes : 11
Botones : 21
Puntos de Favor : 1
Fecha de nacimiento : 10/08/1994
Localización : Detras de ti~~

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Collin Cross el Lun Ene 17, 2011 5:25 am

Era de noche, hacía ya un rato que habían mandado a los niños a sus respectivas camas para dormir. Collin, a pesar de ello, todavía estaba despierto a aquellas horas. Se encontraba boca arriba observando fijamente el techo mientras dejaba volar libremente su imaginación. En ese momento escuchó una voz que provenía de los altoparlantes. En un primer momento se preguntó si aquello estaba sucediendo realmente o se trataba de otro truco e su imaginación desbordada. Finalmente se convenció de que realmente había alguien hablando y se dirigía a los niños y niñas que en esoso momentos estaban durmiendo. aquella voz daba un aviso muy claro, que no debía ser desatendido. Asi pues, Collin salió de su cama y una vez preparado con su calzado y sus inseparabes acompañantes, se dirigió rumbo al lugar de encuentro. Subió lo más rapidamente que pudo las escaleras, no deseaba llegar tarde y sufrir el castigo insinuado por los altoparlantes.

Una vez llegó a la puerta, se planteó si debía entrar. No sabía que podía encontrarse al otro lado. ¿Y si resultaba que solo era una broma? No había visto que nadie más se hubiese levantado para acudir, por lo que le hizo sospechar. Sin embargo, ya había subido allí, y no pensaba volver una vez alcanzado ese punto.- Vamos Collin, si no entras no sabras que espera al oro lado.- Tomó una bocanada de aire, y abrió aquella puerta que tenía en frente. Con paso que intentaba ser firme, se adentró en la habitación.
Todo estaba sumido en la penunbra y como única fuente de luz, había varias velas. Una slueta se encontraba al fondo, sobre una torre. En medio de la sala una bolsa y junto a ella un crayón de color rojo. Lo que más le sorprendió fue descubrir que no era el único que había atendido al llamamiento.
Una chica, de mayor edad que él y de larga melena blanquecina también se encontraba en el lugar.

Collin Cross
Mendigo
Mendigo

Carga : Muerte
Mensajes : 40
Botones : 57
Puntos de Favor : 1
Fecha de nacimiento : 07/02/1990

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Eriz Aeon el Lun Ene 17, 2011 6:14 pm

-Al fin- fue lo que dijo al escuchar el llamado, el cual esperaba con ansías, sabía
que este tarde o temprano llegaría a lo que provoco que la niña sintiera un hueco en el estomago, aquella emoción tan única, sabía que el juego comenzaba, todo estaría ahora mucho más activo, lo que implicaba más diversión para la pequeña Eriz.

Salió de la habitación a paso lento, sonriendo ampliamente, inclinandose más hacia una sonrisa enfermiza, amarga y su mirada era vacía, como si la vida se hubiese escapado.
Caminaba a paso lento, escuchando el crujir de las escaleras al ir avanzando siendo consumida por las ansias que poco a poco provocaban que acelerara su ascenso hacia aquel cuarto, guiada por la musica y un delicioso aroma a rosas que identificaba claramente como el de su princesa.

Estaba consciente de que muchos asistirian por miedo, otros por gusto y que otros nisiquiera asistirían, seguro les daría igual pero...ya verían consecuencias o quizás no?, pocos se salvarían, Eriz estaría en todo por su diversión, por satisfacción.

Por fin llego a la puerta y no tardo en abrirla más, entro respirando profundamente el aroma, viendo el saco en el suelo, el crayon y el camino de velas que siguió con la mirada para ver en aquella torre a sus queridos príncipes.
Ofreció a estos una mirada antes de avanzar por el camino, ladeo su cabeza para ver a los presentes y la sonrisa que les ofreciò fue una retorcida, enferma. Al llegar al principio o...mas bien era el fin?, del camino de velas, al pie de la torre se detuvo haciendo una reverencia a ambos príncipes, no dijo nada por el momento, se quedo a pocos pasos de la torre, a un costado observando a los presentes, a los que se atrevieron a entrar a la sala.
Una de ellas, una mujer de rasgos mayores, llamo un poco la atención de la menor, pero pronto desvió la mirada hacia Collin, el príncipe Marioneta si no se equivocaba...el Conde.
Ladeo un poco su cabeza, conocía muchas cosas y a muchas personas, nada se le escapaba y una vez que el juego iniciara...muchas cosas estarían en juego, incluyendo sus vidas.

Solo quedaba esperar, esperar el momento indicado para poder divertirse con cada uno de los niños que allí habitaban, al fin podría mostrar su verdadera cara ~



† - † - † - †


"Te estoy vigilando!~ ~
[Cronologia] - [ Relaciones ]
Los Secretos tanto míos como los de ella, están guardados en este oscuro corazón, no permitiré que nadie intente marchitarle...
~A bright red crayon just for ME~

Eriz Aeon
Mendiga
Mendiga

Carga : Destino
Mensajes : 47
Botones : 69
Puntos de Favor : 5
Localización : Todas partes ~

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Yume Kajikura el Lun Ene 17, 2011 8:28 pm

Dormía plácidamente con sus tres bellos gatitos. Katarina a los pies, Kiiro sobre su abdomen y Tsuki al lado de su rostro. Aquellos pequeños le otorgaban la calidez necesaria en las noches de invierno, como siempre lo habían hecho. El sueño de la joven era un tanto liviano, sobre todo porque era el primer día que pasaba allí. Debido a eso, cuando una voz resonó entre las paredes sus párpados se abrieron al instante.

-¿Huh?- Dejó a sus felinos a un costado, incorporándose lentamente a la vez que se fregaba un ojo, ¿Qué había dicho este?.-
Haciendo memoria por unos instantes recordó algo sobre un príncipe, y el tercer piso. ¡Una persona de la realeza! Aquello era un gran honor, por lo que pegó un salto y comenzó a revolver en el bolso que contenía sus prendas, dejándolas sobre la cama de forma muy desordenada. Eligió un vestido que le gustaba mucho y se cambió a los apurones, para luego acomodar un poco su cabello.

Spoiler:

Caminó con lentitud por cada uno de los cuartos, la noche los hacía lucir un poco sombríos, pero ese aroma a rosas que invadía el lugar y se iba incrementando a medida que llegaba a su destino no la dejaba tener un mal presentimiento.

Se mantuvo en pie frente a la puerta, de donde se escuchaba una música en algún idioma que desconocía. Golpeó con los nudillos la madera, pero algo vino a su mente en ese instante. “y atrévanse a cruzar la puerta…” La voz del altoparlante lo había dicho, por lo que entró tímidamente, observando un poco curiosa al panorama y los invitados. Dirigió sus pasos a quienes seguramente serían los encargados de llamarla e hizo una reverencia en silencio, para luego situarse más atrás.

Yume Kajikura
Mendiga
Mendiga

Carga : Muerte
Mensajes : 6
Botones : 12
Puntos de Favor : 1

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Mao el Mar Ene 18, 2011 12:30 am

Mao abrió los ojos al escuchar la voz que decía claramente que se dirijan al tercer piso. ¿No era que nadie había ido allí? O al menos no debía hacerlo.

Suspiro, levantándose cuidadosamente de su cama, intentando no hacer ninguna clase de ruido. Se coloco las pantuflas, claro, para no caminar descalza por ahí. Había toda clase de bichos.

Comenzó a subir las escaleras. Llego casi a la mitad del segundo piso cuando comenzó a escuchar la canción. Era ¿ francés? Así se oía. Frunció levemente el ceño y comenzó a subir nuevamente, esta vez un tanto mas apurada. La música se oía cada vez mas fuerte. Al llegar al tercer piso comenzó a dudar si debía entrar o no, o quizá si había echo bien en llegar siquiera al tercer piso. ¿Y si alguien llegaba y la veía ahí? No-no! No podría permitir siquiera que la regañaran, era bastante cobarde. Por lo que seguro salia corriendo o lloraba frente a aquel que la regañara. Pero si les habían dicho que vayan era, seguro, por algo importante, ¿no? Aunque hablaban de un tal "Príncipe" .Quería conocerlo... ¿seria lindo? Sonrió y se acerco algo apresurada hacía la puerta en la que, supuesta mente, se encontraba el "príncipe". De repente sintió una gran cantidad de intriga, pero al mismo tiempo temor. Era algo como misterio, aunque sabia que allí no había nada bueno. O al menos eso aparentaba, parecía una habitación bastante vieja y se notaba de mas que, en un largo tiempo, nadie había entrado en ella.

Trago saliva y abrió apenas la puerta. Se podía apreciar la escasa luz de la habitación, apenas iluminada por unas cuantas velas. Se oía perfectamente la música de estilo francés que se oía desde el segundo piso. No se podía ver nada mas que la luz de las velas y algunos de los chicos y chicas del orfanato.
Entro a paso lento a la habitación y se quedo observando a la pequeña muñeca sentada en la silla del fondo. Era una broma, ¿no?...

† - † - † - †

Expediente Mao

Mao

Carga : Muerte
Mensajes : 2
Botones : 7
Puntos de Favor : 1
Fecha de nacimiento : 04/03/1996

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Miranda Mei el Mar Ene 18, 2011 1:24 am

¿Tercer piso...? ¿No era ese el lugar que nadie había habitado? ¿Donde prohibían la entrada?
Encogiéndose de hombros, pero con el miedo corriendo por el cuerpo, la pequeña Mei, o Miranda, subía las escaleras a paso lento y miedoso.

Tarde... realmente no quería llegar tarde, pero sus piernas cansadas y sus ojos adormilados le impedían subir mucho mas rápido de lo que lo hacia ahora. Suspiro, recargándose contra la pared, al tiempo que su pequeño gato, Shima, la seguía.

La pequeña, al ver al pequeño y amarillento gatito, sonrió, acariciándole el lomo, mientras seguía subiendo. Al llegar se quedo un largo tiempo meditando, ¿ debía entrar, o no? La pregunta, simplemente le carcomía la mente, así que, mirando a Shima, doblo la cabeza.


-¿ Debo entrar, Shima-kun?- Pregunto, como si el pequeño felino fuera a responder. Este, sin embargo, se limito a mover las orejas en señal de aceptación.

Suspiro, abriendo lentamente la puerta, dejando ver la luz de las velas, y unas cuantas personas ahí. ¿Que no se suponía que era un lugar deshabitado? Si! Claro...
Sigilosamente, se escabullo entre las personas de ahí, acercándose a ver a la princesa, que cantaba, feliz. Ladeo la cabeza, si, definitivamente nada era normal ahí. Se alejo de la dichosa princesa y se fue, hacia donde suponía, debían estar todos los demás niños...y niñas.
Suspiro nuevamente, y su pequeño gato entro, sentándose junto a ella, dándole el bonito y dorado collar, perteneciente a su antigua familia. La chica, tomando el collar, acaricio al gato y le indico que saliera, después de todo, no quería problemas por tener al felino. Luego de que este se fuera, volteo la ambarina mirada a la princesa, sentada en su silla, y torció los labios, haciendo una mueca.

† - † - † - †


Miranda Mei
Mendigo
Mendigo

Carga : Muerte
Mensajes : 4
Botones : 8
Puntos de Favor : 1
Fecha de nacimiento : 08/08/1997
Localización : Jugando con las rosas...

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Daemon Algibe el Mar Ene 18, 2011 6:07 pm

-ya va siendo hora de que empiece a limpiar este lugar, a matar una a una las lacras que están por aquí, debo subir de rango rápidamente o incluso mi propia purgación acabara conmigo, que será lo que pretendían llamándonos a todos, supongo que al menos podre conocer los rostros de mis próximas victimas, un lobo con piel de conejo, será muy divertido poder jugar con las mentes de estos niños el veneno de las palabras correrán por su cerebro intoxicando cada neurona en el...-

ya al pensar comenzaba a emocionarse por la idea y poco a poco su cara de locura, al darse cuenta de la emoción comenzó a calmarse hasta que llego a la puerta donde debía presentarse, su rostro se volvió sereno al darse cuenta de que al parecer ya había gente hay, giro la perilla y lentamente comenzó a abrir viendo las caras de la personas que yacían adentro centímetro a centímetro iba contemplándolas hasta que llego al destello de aquellas velas las cuales lo cegaron cuando se acostumbro logro ver una niña sentada sobre una especie de trono sobre unas mesas, esta debía ser la jefa por lo cual se acerco para alcanzar acerrar la puerta y luego hizo una reverencia hacia la princesa sin saber que era esta...

-Buenas Noches...-

La emoción que demostraba su cuerpo al ver las caras de estos pequeños destinados a la bendición de la muerte y que para su goce personal el mismo seria el verdugo, ahora sabría quienes mandaban y gracias a esto sabría a quien eliminar, como ya antes había pensado un lobo con piel de conejo, si todo salía bien los conejos se matarían solos y el lobo comería tranquilo...

Daemon Algibe
Burgués
Burgués

Carga : Lazo
Mensajes : 27
Botones : 41
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Nicholas Donovan el Miér Ene 19, 2011 2:06 am

Luego de la entrada de unos pocos muchachos, por fín se atrevió a mostrarse frente a ellos, y dar por iniciado el juego, después de todo, se cansó de esperar a que alguien más se dignase a mostrar su inmunda presencia frente a él.

Las luces de las velas comenzaron a bailar estrepitósamente, mientras dibujaban extrañas figuras en el suelo, por su parte el tocadiscos comenzó a detenerse lentamente mientras la melodía iba decreciendo su volumen, de la base de las mesas y sillas, dejó que su sombra en el suelo, revelara su ubicación para por fín darse a conocer frente al resto.

- Bueno, despues de unos cuantos momentos he asumido que nadie más merece observar mi presencia en estos momentos. - luego de eso, volvió a las sombras para hacerse aparecer en lo alto de la torre de mesas y sillas, a un costado de la pálida, pero siempre elegante princesa.

Salió de entre las sombras, susurrandole suavemente al oído a Dahlia - Buenas noches amada mia. - acto seguido, le besa la mano, y toma asiento al lado de la joven en su respectivo asiento, para que por fin el resto de los muchachos pudiese observar su existencia, para la ocasión tan especial, se había puesto su traje de gala negro, solo para contrastar y asi hacer juego con Dahlia, el corte en V de la chaqueta, daba a conocer una camisa de color azul pálido, cerrada en el cuello, por una cinta de color negro, la cual se ajustaba a ese lugar con un broche adornado con una joya de color azul oscuro, y con un borde de oro, al igual que los botones en sus mangas.

Spoiler:

Jugueteaba con una navaja entre sus manos, mientras que a sus pies, yacía otra navaja atravesando un papel con unos garabatos dentro. Miraba a los pocos niños que habían acudido a su llamado, sonreía al pensar en como castigaría a los muchachos, luego de un par de segundos en silencio, por fin se puso de pie y al mismo momento, las velas comenzaron a iluminar más de lo que ya lo hacían, dándole al techo de aquella habitación un tono especialmente sombrío.

- La noche brinda tesoros para quien sabe buscar... - las palabras salieron casi como un susurro, aunque paradójicamente, resonaban a lo largo de la habitación, como si tuviese algún amplificador en su voz.

Luego de esa frase, lanzó el cuchillo que tenía en la mano hacia el centro del círculo de velas, atravesando el saco de arpillera - ...Castigos para el que no sabe escuchar... - esta vez las palabras salieron rápida y en un tono feroz, el aire que brotó de sus labios hizo remecer los interiores de la habitación, haciendo crujir paredes, techo y suelo.

- ... Y sorpresas para quien se atreva a preguntar. - Al terminar de decir esto, volvió a tomar asiento en su silla, cruzando una de sus piernas y acomodandose las gafas.

- Si alguno de ustedes tiene alguna duda, aproveche de preguntar ahora, mientras se espera la llegada del resto... - sacó de la nada un pequeño reloj de arena y lo colocó en el respaldo de su asiento - ...para cuando caigan todos los granos, empezará la reunión, quien no haya llegado para ese momento, favor ahorrarse el venir, y porfavor, rezadle a vuestro Dios con toda su alma. - cuando hubo dicho la última frase, levantó su mano diestra, y con ella acarició la mano de Dahlia, mientras que con la siniestra, instaba a los pequeños a que alguno se atreviese a alzar la voz.

† - † - † - †

"Be carefull peasant, i'm your prince, i'm your master, i'm everything in your world..."  

Nicholas Donovan
El Príncipe Vengativo
El Príncipe Vengativo

Carga : Muerte
Mensajes : 126
Botones : 171
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Dahlia Carnation el Miér Ene 19, 2011 3:36 am

- La laram, laram~ ♫ - Dahlia canturreaba ingenuamente, contrastando completamente con su seria pareja, sin dejar de mecer los pies desde donde colgaba su asiento, sobre la torre de mesas. Continuó tarareando hasta que todos hubieron llegado. Cuando todos entraron en la habitación, por fin se puso a dedicarle miradas a todos. Incluso le sonrió a las chicas nuevas, Yume, Mao & Mei, que probablemente no tenían ni una jodida idea de lo que hacían allí, pero al pasar su mirada por sobre los ojos de sus servidores, la cosa cambió.

A la primera que vió fue a Victoria.
¡Cómo la odiaba!
Tenía el rango más bajo del club de los Aristócratas, & ni siquiera había sido escogida por ella, si no que Donovan se había tomado la molestia de permitirle estar junto a ellos.. La odiaba con todo su ser, pero era un miembro de la realeza al fin & al cabo, & reglas eran reglas.

¿Quién más estaba allí? ¡Oh si! ¡El príncipe marioneta!
El callado Collin. Le agradaba. Era eficiente, callado, pero no rayaba en lo desesperante como otros que conocía.

Y pues claro, su queridísima condesa. ¿Cómo podría ella faltar a esta reunión? Buscó sus ojos dorados para dedicarle una sonrisa. Si hubiese sido gato, se habría puesto a ronronear de tan solo verla... Cosa que no hizo, para no levantar celos de parte de su vengativa e incondicional pareja.

El susurro de su amado le hizo salir de sus pensamientos. La verdad es que no estaba prestando atención a nada ultimamente, pero aún así le sonrió, & alcanzó a rozarle la mejilla con el dorso de su mano. No tenía porque escuchar lo que decía; sabía cada una de las palabras que le dedicaría a los niños esa noche. El era el vocero, Dahlia más bien se divertía a oscuras...
Sonrió al ver como el cuchillo atravesaba el saco al ser lanzado por Nich, e incluso se aguantó el soltar una risita. Miró a Daemon.

Pobre de él que se acercase al cuchillo.
No tenían ni idea de lo que les esperaba. Probablemente se preguntasen que hacían allí, o que habían hecho para merecer aquello, cosa que si no se la preguntaban ahora, lo harían después. La verdad es que ambas preguntas tenían respuesta, así que no tenían ninguna excusa para sacarse el juego de encima... Ninguno de ellos era un niño inocente.

Ninguno.

Dahlia le tomó la mano a su príncipe, & comenzó a mover la cabeza de un lado hacia otro. - Tic- tac, tic- tac...- Fue lo único que dijo, mientras el tiempo comenzaba a acabarse, tanto como para los presentes, como para los ausentes...
Esperaba que alguien se atreviese a preguntar cosas coherentes, aunque también esperaba que uno que otro se sublevara.. bueno, tenía a uno en mente realmente. ¡Era tan fácil leerles!
Si lo hacía, serviría de lección para que descubriesen que les pasaba a los niños que no siguen las reglas.

Porque esto iba en serio.


Dahlia Carnation
La Princesa Vacía
La Princesa Vacía

Carga : Destino
Mensajes : 277
Botones : 253
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Collin Cross el Miér Ene 19, 2011 5:32 am

Allí se encontraba Colin, junto a un grupo de niños que habían acudido al llamamiento nocturno. Como siempre que se encontraba entre tanta compañía, sintió una malestar en el estómago. Siempre pasaba algo parecido cuando tenía tratos con gente que no era de su agrado, lo que sucedía casi siempre, ya solo los príncipes eran de su agrado. Mientras observaba al resto de gente allí reunida, el anfitrtión del encuentro por fin decidió que había llegado el momento de darse a conocer. Tal y como el pequeño pelirrojo se había imaginado, no era otro que el Príncipe Oso el que los había reunido allí, junto con la Princesa. Ante su aparición de entre las sombras de la sala, Collin realizó una reverencia como forma de saludo. Ante todo había que mostrar respeto ante el privilegio de estar en presencia de ambas majestades.

Tras saludar con un beso en la mano a su consorte, les obsequió unas palabras. Más bien fueron una serie de avisos para todos ellos, de que cada acción tendría sus consecuencias y que los niños malos no iban a tener un final como el de los cuentos. Sacó un reloj de arena y lo puso en marcha, los granos comenzaron a deslizarse lentamente por el recipiente cristalino que los guardaba. Había llegado el momento de las preguntas, y él tenía una. No era un admirador de los acertijos, salvo cuando era el el que los proponía, por lo que decididió ir directamente al fondo del asunto. Dió un paso por delante del resto y tomando una bocanada de aire, preguntó. No sin antes realizar otra reverencia hacia el trono de ambos.

- Si se me permite, ¿ a que hemos sido reunidos aqui?- No le gustaba estar a ciegas en ese tipo de asuntos. La información siempre era necesaria, ya que de esa forma se podían hacer planes con mayor exactitud y con menos posibilidades de que se porodujese un fallo en los mismos. Levantó la mirada y la dirigió hacia el saco que había sido atravesado por la navaja. Se preguntaba que habría dentro. Bueno, ya lo descubriría a su debido momento, si se encontraba alli, seguramnete sería por alguna razón importante. Los principes no hacían aquellas cosas sin un motivo, aunuqe este no lo supiesen más que ellos.

Collin Cross
Mendigo
Mendigo

Carga : Muerte
Mensajes : 40
Botones : 57
Puntos de Favor : 1
Fecha de nacimiento : 07/02/1990

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Richard el Miér Ene 19, 2011 7:35 pm

Era ya bastante tarde en aquella casona que cumplía la labor de orfanato, se encontraba sentado sobre su cama, debería de haber estado durmiendo pero no era así, miraba fijamente a la muralla, aunque no era como si estuviese inmerso en sus pensamientos, tenía la mente en blanco en aquellos momentos, cuando de pronto escucho un llamado, supuso que debía de ir, y como en aquellos momentos no se encontraba haciendo nada, partió sin más reparo en ello, en dirección hacia donde el llamado le había indicado.

Llegó hasta la puerta del lugar, y sin siquiera pensarlo un poco, entró. Dentro se encontraban unas cuantas personas, de las cuales reconocía a la princesa, ya que solía ignorar a la gente que veía cerca del, salvo con la que alguna vez había hablado.

Una vez dentro, se colocó con la espalda en una muralla y con los brazos cruzados, observando a cada uno sin dirigir una sola palabra a nadie, ya se sabría para que habían sido convocados allí, y que les deparaba aquella noche que hasta el momento llenaba de suspenso a los que allí aguardaban el momento.

† - † - † - †

No quieres venir y morir?

Richard

Carga : Destino
Mensajes : 11
Botones : 15
Puntos de Favor : -1
Fecha de nacimiento : 31/01/1994

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Victoria Winter el Miér Ene 19, 2011 10:17 pm

Dos figuras aparecieron tras una danza irregular de la luz de las velas, un frio intenso me helo la sangre, aunque la temperatura del lugar no hubiese cambiado realmente.
A uno ya lo conocia, lo habia cruzado en la biblioteca al llegar, pero la dama que lo acompañaba tenia una voz particular, que sin problemas me ponia nerviosa y me sometia a una presion ajena.Esos ojos vacios, y frios, tan inexpresivos, tan alejados de algo que no sea la oscuridad...
De inmediato aparte mi vista de ella y la fije en el suelo...y por un segundo me plantee mi postura...¿Yo?¿Bajando la cabeza?Eleve la vista a ambos con el semblante serio, sin saber de donde sacaba el valor de hacerlo...era mas probable que sea capricho y no valor...
Preguntar...tantas preguntas y me sentia tan lejana a cualquier respuesta que no sea que me habian abierto de manera inmensurable las puertas del mismo infierno...
Cuando internamente ya habia llegado a formular una pregunta en mi cabeza, otro chico hablo con calma, ¿Seria esto habitual para el acaso?


-¿Que es este lugar?

Mi voz habia sonado firme, tanto como mi postura frente a los demas, aunque por dentro las dudas me carcomian.
Era una respuesta estupida si solo me decian que esto era un orfanato...queria saber que era esto justo ahora...

† - † - † - †

Les deux poison est plus douce à la fin ... Je vous jure ...

Cumple y guarda silencio...


La fière princesse

Victoria Winter
Baronesa
Baronesa

Carga : Muerte
Mensajes : 11
Botones : 21
Puntos de Favor : 1
Fecha de nacimiento : 10/08/1994
Localización : Detras de ti~~

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Eriz Aeon el Jue Ene 20, 2011 3:07 am

Pronto la figura del príncipe se hizo notar haciendo que Eriz levantara la mirada sonriendo ampliamente, con emoción, pues había ya esperado mucho para eso, hizo una reverencia en cuanto este hablo y después solo espero y escuchó a los demás, miraba la daga en aquel costal, ladeando su cabeza con curiosidad pues la verdad quería saber que era lo que había dentro.

Desvió la mirada a la princesa nuevamente y tras estar un rato perdida en lo que se decía y sucedía escucho la pregunta que Collin había hecho, una sonrisa se dibujo enfermiza en sus labios y siguió observándolo en espera de algo, pero otra pregunta no se hizo esperar y provoco que desviara la mirada a aquella mujer que tanta curiosidad le provocaba, ya le echaría un buen ojo después, le investigaría, había algo en ella que no le agradaba.

Anteriormente también había entrado aquel chico al cual había estado vigilando un poco, Daemon si no se equivocaba, el y sus ideas extrañas...seguro ya pronto se daría una idea o buscaría la manera de divertirse con el.
Todos los presentes parecían desconcertados, el reloj de arena seguía cayendo grano a grano y la sonrisa de Eriz se mantenía disfrutando de aquella sensación de duda, incluso el miedo se respiraba en aquel lugar.
Ya esperaba escuchar gritos, ya esperaba que aquella puerta se cerrara dejando en claro que habría próximas victimas, quería que el juego comenzara, quería divertirse, quería arriesgar...relamió sus labios, guardo silenció, se dedicaría a escuchar...a observar detenidamente.


† - † - † - †


"Te estoy vigilando!~ ~
[Cronologia] - [ Relaciones ]
Los Secretos tanto míos como los de ella, están guardados en este oscuro corazón, no permitiré que nadie intente marchitarle...
~A bright red crayon just for ME~

Eriz Aeon
Mendiga
Mendiga

Carga : Destino
Mensajes : 47
Botones : 69
Puntos de Favor : 5
Localización : Todas partes ~

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Ruddy Anker el Jue Ene 20, 2011 12:47 pm

No, claro que no. Era imposible que Ruddy estuviera tranquila en su cama intentando dormir, era imposible que hubiera obedecido a la primera a los adultos simplemente imposible.
En su lugar simplemente se encontraba sentada de cara a la pared, pintándo grotescos dibujos con una pintura color negro en su mano. Eran simplemente los garabatos de una niña, pues parecían no tener sentido alguno, en su lugar estos dibujos transmitían una sensación de ser dibujados con furia, transmitían desesperación.
Pero ya hacía unos minutos que los príncipes habían llamado y Ruddy pensó que era hora de hacer caso. Se levantó y caminó por los pasillos sola, canturreando por debajo en un lenguaje que parecía ser noruego, o finlandes, un lenguaje de europa del norte.

Tras llegar a la sala, buscó a Collin con la mirada y se puso detrás de él, ligeramente escondida como era su costumbre. Miró a su alrededor y la curiosidad comenzaba a carcomerle, pero como niña de pocas palabras que era guardó silencio, masticando la nada, como simple entretenimiento.
Miró con una tranquilidad y paz a la princesa que casi parecía que estuviera sonriendo. Solo casi.
Ruddy comenzó a juguetear con sus dedos, esperando pacientemente que los príncipes hablaran.

† - † - † - †

Ficha ~ Ruddy Anker

Ruddy Anker
Condesa
Condesa

Carga : Muerte
Mensajes : 7
Botones : 13
Puntos de Favor : -1

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Invitado el Jue Ene 20, 2011 2:28 pm

De la puerta de entrada, a escuchar mandonerías. De escuchar mandonerías, a seguir extraños. De seguir extraños, a reunirse con ellos en una sala. De reunirse en una sala con extraños, a ver de qué iba aquéllo del príncipe.

Así de simple y conciso había sido su arrivo a aquélla vieja casona, y era curioso como es que no le intrigaba su paradero o su destino, era como si ya no importaran muchas cosas, aunque, no es que le hubiera importado algo... dejándose llevar por el interminable pasillo y los chillidos de las ratas, se encontró con una puerta y un papel, pero no venían al caso, le invitaba a entrar el fuego danzarín en las velas y un aroma... ¿a rosas? No, era un olor férreo y familia. Fausto sonrió de oreja a oreja.

Estando dentro del cuarto, se decepcionó bastante al encontrar un montón de críos, una que parecía más loca que el resto y otro que parecía al que todos molestaban en la escuela, pero estaban sentados al frente, como si fueran especiales. Torció la boca de lado ¿se creían mejores que todos? Hizo silencio, familiarizándose con los extraños que hedían. Le parecieron de lo más comunes y normales, así era, cuando estabas demente... lo raro sería ver a alguien sonriendo feliz en una pocilga como esa ¡eso si es locura! Les sonrió, amablemente, era agradable y carismático, porque se guardaba sus asquerosos pensamientos para su asquerosa mentecilla, eso y que era totalmente inexpresivo a la hora de regodearse internamente en su crapulencia.

Les puso atención a cada uno, si iba a estar ahí, tendría que ir separando tipos, caracteres, personas. Quién era útil y quién no. Obviamente los que se veían tranquilos, gozaban de un status mayor, ah, jerarquías... se manejaban por jerarquías entonces. El güerito de lentes habló, queriendo parecer un adulto, qué gracioso, tantos adultos que tienen la competencia de un niño. Desde luego que no le agradó nada de lo que dijo, pero no lo mostró en lo absoluto, solamente se dedicó a dibujarlo en su mente con una soga al cuello... por alguna razón le dolió el pescuezo.

- HO-LA... - alzó la mano derecha, moviéndola para saludar, además le gustaban las sorpresas - Oye ¿vamos a jugar? -

Tenía que saberlo y solamente se podía hacer eso en una sala llena de niños: jugar. Le preguntó al príncipe, deduciendo que era él al que anunciaban como tal por el alto parlante, ¿quién más sino el más arrogante? Lo curioso era que tuviera un amorío con la niña de al lado ¿era entonces la princesa? ¿habrían reyes? ¿otros rangos? ¿a quién tendría que pisotear para hacerse de uno? En fin, se deshizo de las preguntas inútiles, no importaba donde estaban si no iban a salir y no importaba qué querían ellos, sino qué querían los niños mimados sentados en sillas más altas, así era la cosa de ser un "esclavo", él tenía mucha experiencia en eso.

Se cruzó de brazos y ladeó la cabeza, sonriendo ampliamente, bailoteando los dedos sobre su mentón.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Daemon Algibe el Jue Ene 20, 2011 3:36 pm

valla que divertido jugariamos un juego que divertidos un juego de muerte pensaba el chico, se podria divertirbatante, al parecer deberiamos buscar algo , no estaba seguro si lo quepensaba estaba en lo correcto por lo que como siempre tendria que comenzar a mentir, nua de las mejores cosas que abia hacer, lentamente comenzo a cambiar su mirada a la de un niño mas tierno, para luego cambiar su tono de voz y levanto la mano para preguntar...

-¿y que es lo que jugaremos?, ¿y que podriamos ganar en ello?...-

ya estaba analizando a los chicos que seguian entrando mientras aun miraba a los que estaban dentro de la sala, una pequeña niña fue su primer objetivo auqella chica de chaqueta azul y falda blanca, ella seria tal vez su primera victima o aquella joven que tenia un bello vestido, aun no sabia con quienes trataba pero ya podria comenzar la purgacion y limpiezade estelugar...

-¿podriamos presentarnos para poder conocernospues si vivimos juntos supongo que deberiamos saber quien es quien no lo creen?... Yo Soy Kris... -

mintio mas sin intencion aparente, simplemente la mitomania era una maldicion que aquel que la porte creera ciegamente suspropias mentiras, por eso siempre le ayudo sobre manera una gran combinacion, solo sabia lo que queria limpiar la casa... -La Informacion es Poder, Solo Aquellos que tenganpoder podran derrotar a sus enemigos!...- ya al parecer se acercaba la hora de comenzar lo que fuera que les habia llamado a aquel lugar y la purgacion tambien estaba a granos de arena de dar inicio...

Daemon Algibe
Burgués
Burgués

Carga : Lazo
Mensajes : 27
Botones : 41
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Kenneth Stoch el Jue Ene 20, 2011 4:43 pm

Después de haber caminado sin rumbo, suspiró de manera pesada. Hibird no dejaba de moverse sobre su cabeza, al parecer estaba asustado. Pensó todo el tiempo que quería advertirle. 'No lo hagas, no lo hagas' casi podía escuchar. La respiración del otro pequeño animal era entrecortada. Y la misma, de su amo, podía decirse que era de lo más tranquila.

Acarició entonces con los dedos sus bolsillos, quitando de allí ambas tonfas, preparado para cualquier cosa que pudiese molestarlo. De todos modos, levantarse cuando los adultos dicen que te duermas no es tan grave, no para él, ya que nunca nadie le había ordenado nada, y por ser la primera vez tampoco lo cumpliría. Sonrió para sí mismo ante la idea, mientras veía el amontonamiento de gente cosa que lo empezó a asfixiar en su imaginación. Gruñó por lo bajo, pensando groserías para decirle a cada uno de los que estaban allí tan reunidos. Dio unos pasos hacia adelante, sus ojos filosos observaron todos los puntos de salida: Ninguno. Ya había entrado, y lo que allí vieron sus orbes lo hizo impresionarse fácilmente, cosa que no se notó en su rostro. Asqueado, porque escuchó algo que no le gustó de la persona que estaba casi junto. No dijo nada, se reservaría las palabras para cuando fueran necesarias.

No tenía entendido del todo porqué estaban todos allí. Tampoco parecía importarle demasiado. Aún así, se quedó. Observando más que nada a aquella muchacha en el trono, cuya pálida piel alcanzaba, casi, los transparente. Miró de soslayo como pudo a su pajarito, quien voló hacia la dirección donde él observaba, posándose en el suelo, y mirando de manera curiosa tanta gente. Esperaba que no le hicieran nada, porque si así sucedía, tendría que tomar medidas drásticas.

† - † - † - †


Spoiler:


Kenneth Stoch
Mendigo
Mendigo

Carga : Destino
Mensajes : 4
Botones : 6
Puntos de Favor : -3
Fecha de nacimiento : 05/05/1990

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Yume Kajikura el Jue Ene 20, 2011 5:23 pm

Miró con la boca abierta el gran y espeluznante espectáculo que comenzó a formarse en aquella sala del tercer piso. Sacando el hecho de que una maldad en potencia le erizaba el vello de todo su cuerpo, aquello le parecía realmente majestuoso. Sí, muy digno de un príncipe. Lo escuchó con atención, ella era realmente curiosa, pero mientras pensaba qué sería mejor preguntar los jóvenes allí reunido ya se habían llevado casi todo lo interesante. Chasqueó la lengua algo frustrada, aunque luego se sintió observada. Alzó la vista por un instante y vio a la princesa sonreirle levemente, a lo que le devolvió el gesto aún más grande, ladeando su cabeza hacia la derecha un poco. Por más de que aquello fuera siniestro no conseguía tener miedo, es que no tenía algo que perder más que a sus gatitos y a ella misma, por esa razón ya no le temía a nada.

- Bueno, a mí me agradaría saber sus nombres -Murmuré, adelantándome al trono y haciendo una reverencia.- Soy nueva, y aún no conozco a nadie. Me llamo Yume Kajikura. Y otra cosa que me preguntaba era si esta reunión se hará seguido, o es especial. -Supuse que la realeza lo sabría, debido a que ellos habían decidido acogerme allí. Les dediqué otra cálida sonrisa. Luego, una pajarito se posó a mi lado- ¡Pero que bonito! -Dije en casi un susurro, mientras lo tomaba en brazos y le hacía unos mismos para volverme hacia atrás, abriendo el espacio a más preguntas.-

† - † - † - †

[/center]

Yume Kajikura
Mendiga
Mendiga

Carga : Muerte
Mensajes : 6
Botones : 12
Puntos de Favor : 1

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Nicholas Donovan el Vie Ene 21, 2011 4:08 am

No había pasado el tiempo completo del reloj de arena, pero ya no tenía ganas de esperar a nadie más, la poca paciencia de Nicholas era algo que lo caracterizaba cuando tomaba su noble cargo en la orden.

Escuchó con atención las preguntas del conde y de la baronesa, eran preguntas demasiado básicas, cosas que se responderían a su tiempo, por ende se mantuvo en silencio y espero que alguien más llegase o por lo menos uno hiciese la pregunta correcta, pasaron un par de segundos hasta que observó con sorpresa como alguien del círculo central de la orden llegaba atrasado, pese a que le llamaba la atención la roja capucha que llevaba puesta, como en aquel cuento de los libros a la hora de dormir, miró a Dahlia y le susurró bajito - Vas a tener que hacer algo con esa condesa tuya, no la castigaré ahora solo porque eso es tu misión, pero si lo vuelve a hacer, no la perdono - le dijo al momento en que soltó la mano de esta, observando al rubio jovencito que entraba, su escencia le llamaba mucho la atención, pero eso lo descubriría después, ahora habían cosas más importantes.

Tomó el reloj de arena y lo dejó caer al piso, los segundos en que este caía se hicieron eternos, o por lo menos de eso se encargó Nicholas; mientras este se precipitaba al suelo, escuchó las últimas preguntas, de parte de la jovencita de los gatos, y de parte de una imagen bastante familiar.

No pudo evitar quedarse mirando fijamente al muchacho de oscuro vestir, recuerdos le invadieron, la traición, las mentiras, las promesas incumplidas, el trato eterno que se fue al infierno por parte de él.

[Escoria de la humanidad, lacra sin escrupulos, atreves a asomar tu rostro luego de una eternidad de traición y mentira, pero despreocúpate, que me encargaré de que cumplas con todo lo que alguna vez prometiste.]

Los pensamientos se amalgamaron en su cabeza, y pese al calibre de aquellos pensamientos, en vez de enojarse o molestarse, tomó un punto de serenidad increíble, en un instante miró a la princesa a su costado, la potencia de su mirada podría haber matado a cualquier otra persona, pero la intención que le impuso no era de odio, sino que era de felicidad, por fin el fruto de eternidades en soledad, sería repuesto.

Luego de esto, por fín miró a todos y cada uno de los presentes, se puso de pié, y bajó a saltos los escalones, hasta que llegó al círculo de velas, pasó por encima de una de ellas, miró a los presentes, y se agachó a recoger el crayón de color rojo.

- Este que ven aquí, es su ticket de bienvenida al círculo interno de la orden del crayón rojo, quizás muchos no sepan que es esto, pero no importa, lo que deben de conocer es que si estan acá probablemente esten perdidos, o abandonados - dicho esto, miró a la mocosa insolente que jugueteaba con el pájaro mientras el hablaba, acercándose, mientras de su bolsillo izquierdo sacaba un par de guantes, los cuales se colocaba mientras avanzaba hacia la joven, no sin antes detenerse a tomar el cuchillo que estaba ensartado en el saco de arpillera - O incluso olvidados. - dicho esto, giró en dirección al que se hacía llamar Kris, le apuntó con la daga, y casi susurrante le dijo - Las mentiras son muy mal vistas Daemon, parece que los años han mermado tu memoria - le sonrío, y le miró, como si con esa mirada esperaba que el joven se diese cuenta de lo pequeño que era frente a él, le miró intimidándole, dejando que su mirada hablase por el, que le mostrase la locura y la agonía que le esperaban en este refugio lejos del amparo del tiempo, le miró para luego darle la espalda a él y a todos los otros, mirando a Dahlia, mientras le guiñaba el ojo, por fin el acto principal tomaba los matices que debería de tomar.

Avanzó nuevamente al centro de la sala, pasando sobre las velas, y parándose a un costado del saco, dejando caer el cuchillo para que este enterrase su filo nuevamente en el suelo, atravesando las delgadas capas de aquella tela, y de espaldas a todos, procedió a hablar nuevamente.

- Mi nombre no tienen porque saberlo, para ustedes soy el príncipe oso, su señor, el gran amo de este universo, o como gusten de nombrarme, claro, si tienen la bendición - el tono de voz se dibujaba de un calibre mayor al usado segundos atrás, dejando la soberbia, la altanería, y por sobretodo, su megalomanía a flor de piel - o la mala fortuna de encontrarse conmigo. - en esta última parte la dijo casi como un susurro, pero uno que todos pudiesen escuchar - La señorita sentada en lo alto es mi compañera, mi consorte de cada noche, la bella amada mía, la princesa de la rosa roja, alguien que debiesen de respetar tanto o más que a mí. - cuando habló sobre la princesa, sus ojos brillaron con un fulgor blanco, que incluso podría haber encandilado al mismísimo sol.

- Pero bueno, le estoy dando muchas vueltas al asunto, los cité para darles la bienvenida a la orden, ya hay algunos que estan en pleno conocimiento de esto, y hay quienes ni siquiera saben donde están de pie, pero no es mi problema, es el de su conciencia que no se puede adecuar a las situaciones, ¿No lo crees querida? - las palabras esta vez salieron rápidamente, como si el hablase consigo mismo, todavía les daba la espalda a los jovenes, mientras con una sonrisa gigante, miraba a su adorada Dahlia con los ojos agatados, su entusiasmo empezaba a llenarle el cuerpo.

- Por esta noche vamos a jugar a algo muy interesante - se agachó, y sacando el cuchillo del suelo, tomó el saco de arpillera y dentro de este dejó caer el crayón rojo, esta vez mirando a los pobres desvalidos y perdidos huérfanos - Este crayón que esta resguardado en esta bolsa, será escondido a lo largo de la casa, quien me lo traiga, recibirá un premio, para los otros, hay crayones de todos colores, pero hay uno que falta, así que hay alguien que esta destinado a no tener crayón, y ese que llegue sin crayón, tendrá un castigo, Jejeje.- rió fuertemente y cuando se detuvo, dijo en un tono casi infantil - uno muy especial. -

Dicho esto, dejó la bolsa en el suelo, y mirando a los nobles del círculo interno, con una mirada inquisitiva les dijo - Ustedes también jugaran muchachos, asi que preparen sus almas. - dijo mientras se apoyaba en la base de las mesas a esperar las reacciones de la plebe.

† - † - † - †

"Be carefull peasant, i'm your prince, i'm your master, i'm everything in your world..."  

Nicholas Donovan
El Príncipe Vengativo
El Príncipe Vengativo

Carga : Muerte
Mensajes : 126
Botones : 171
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Dahlia Carnation el Vie Ene 21, 2011 1:13 pm

En tan solo un instante, muchísimas cosas ocurrieron. Por fin su Condesa llegó al lugar & Dahlia le dedicó la primera mirada fulminante de la noche. Sus ojos vacíos se clavaron en ella por un instante, para brillar con un dejo carmesí como una sencilla amenaza, mientras ella se ocultaba detrás de su pareja de rango.

De todos modos fueron unos instantes, puesto Dahlia volvió a su tarareo, & a mecer su cabeza mientras el príncipe bajaba de su trono, para acercarse a los plebeyos. Dahlia parecía completamente ajena a la situación, pero esto no podía ser más falso. Había escuchado cada una de las preguntas & respuestas, & no había nada que hubiese llamado su atención.

Aunque la mentira de Daemon le había hecho hervir la sangre...

Un muchachito rubio había entrado; alguien nuevo & había saludado, preguntando si ibamos a jugar. Al instante le agradó; aunque por la forma en que Nicholas le miró, supo al instante que ya tenía planeado algo para él... Era una lástima.

Continuó meciendo los pies, analizando las palabras de su príncipe. Probablemente la mitad comprendiese lo que el decía, pero aquello no importaba; el daba las órdenes & los Aristócratas se encargaban de que se cumpliesen. Entonces ¿Cúal era la función de la muñeca en aquél lugar?

- Ajá - Asintió con la cabeza, complaciéndolo con la respuesta, como hacía siempre. Era completamente fiel a su príncipe; lo que el deseaba sería una orden para la muñeca, sería capaz de convertir este mundo terrenal en un paraíso para estar a su lado, & convertirlo en un infierno para aquél que osase ponerle un dedo encima.


Sólo algunos tuvieron la inteligencia de guardar silencio; cosa más lógica para hacer en este lugar, pero por lo mismo, no recibieron mirada alguna de la princesa, guardiana de los desamparados. No le eran de interés, & aquello podía ser una bendición o una maldición.

Ante la frase de su príncipe, Dahlia continuó tarareando & le dedicó una mirada a Eriz, enviándole un mensaje. Sería misión de ella encargarse de la Condesa; de vigilarla... Al menos por el día; por las noches Dahlia podía encargarse perfectamente sola.

- Ruuuudy~ ♫- Dijo con voz cantarina, & miró a Eriz. Para Dahlia ya no quedaba nadie más allí; repentinamente había perdido el interés en los plebeyos; aunque ya había hecho una nota mental de quienes recibirían sus nocturnas visitas... La chica de los gatos, el rubiecito & las novatas...

Su idea era que Ruddy se acercase, para poder comunicarle un mensaje.

- ¡¿Adivina qué?! -
Levantó su esquelética mano & apuntó a Victoria Winter. - ¡Ella es nuestra baronesa! ¿Te encargarás de que se porte bien? - Le preguntó ladeando la cabeza. Más bien era una orden, de que le explicase todo lo que tuviese que saber, & de que la castigase si fallaba. No era obra de Dahlia que Winter fuese nombrada Baronesa, si no que del príncipe, & aquello hacía que desease eliminarla al instante, pero no podia; tenía que guardar las apariencias incluso para su amado esta vez...

Se volvió a acomodar en su puesto, esperando respuesta. Esperaba que Eriz comprendiese el mensaje & se quedase agazapada esperando, hasta que todos se hubiesen ido. Tenía algo que decirle.


Dahlia Carnation
La Princesa Vacía
La Princesa Vacía

Carga : Destino
Mensajes : 277
Botones : 253
Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Victoria Winter el Vie Ene 21, 2011 3:30 pm

Oía todo atenta, no mas sin perder la fachada y dejar de perder de vista cuanto ocurría en el pequeño salón.
Entre quienes estaban el eco de la impaciencia se despertaba en cada uno, se sentía la respiración de todos acompasadas por el estrepitoso sonido del pequeño reloj impactando en el suelo, quedando partido en mil pedazos.
Entre vulgares jugueteos de los que encabezaban la reunión, quienes ahora serian el príncipe y la princesa de la velada, denotaba como les gustaba mas que nada el tener el control...no solo físico...sino el psicológico, para enmarcar bien en cada uno de los presentes que ellos mandaban...
Simples comentarios con un toque de misterio explícito, un poco de querer intimar a los demás con su presencia y múltiples halagos sin devolver fueron el centro de atención a esas horas, las cosas comenzaban a tornarse de un color extraño, pero así y todo con algo de sentido.
Metida aun en una maraña de dudas que intentaba desatar sin tener resultados me quede en silencio viendo interactuar al príncipe con uno de los presentes, pero hice caso omiso a lo que pasaba, a mi no me competía tales cosas, y suficiente con lo que no sabia como para seguir sumando dudas...
Trate de despejar mi mente lo mas que pude, y arrastrarla lo mas lejos de la habitación como me era posible...pero la pálida dama me señalo con gestos de superioridad, lo que me hizo revelar una sutil sonrisa...
Hablándole a otra de las presentes le "pidió" que se encargara de que me comportarse, lo que simplemente me hizo ensanchar un poco mas la sonrisa.
Con un ademan de una mano me reverencie frente a la joven que estaba sentada en lo alto, y repetí lo mismo con quien ella hablaba, un simple formalismo y no precisamente para agradarles.


-Princesa...le agradezco la sutil nodriza que acaba de ponerme...os aseguro que vera que tan bien puedo comportarme...-agregue con voz suave y una media sonrisa en los labios.

† - † - † - †

Les deux poison est plus douce à la fin ... Je vous jure ...

Cumple y guarda silencio...


La fière princesse

Victoria Winter
Baronesa
Baronesa

Carga : Muerte
Mensajes : 11
Botones : 21
Puntos de Favor : 1
Fecha de nacimiento : 10/08/1994
Localización : Detras de ti~~

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Ruddy Anker el Vie Ene 21, 2011 4:03 pm

Ruddy se movió un poco, poniéndose al lado del Conde. Entonces hizo una gran reverencia a la princesa y con la cabeza aún agachada, dijo con respeto, con su voz infantil, lenta e hipnotizante:
-Como desee, Princesa-
Aún estuvo unos segundos más en esta posición, y después de esto miró fijamente a la baronesa, con una expresión corriente en su inocente rostro, pero con una pequeña chispa de curiosidad.
No iba a hablar. Solo hablaba cuando le preguntaban, o más bien cuando los príncipes de hablaban, parecía algo maleducado pero de su boca solían salir palabras que no siempre agradaban y prefería evitar un conflicto.
Estaba callada, y su silencio se hacía quizás un poco incómodo, dos ojos azules y grandes mirando fijamente a la baronesa, la más reciente en llegar.
Por supuesto, acataría las órdenes. La princesa para ella era... como un ídolo. No exactamente eso, pero la admiraba, admiraba su forma de ser y su elegancia, cosas que Ruddy no tenía en exceso, era una presencia bella para ella...
En todo caso, tras un pequeño tiempo retiró la vista de la baronesa, y volvió a contemplar a los príncipes en sus tronos.

† - † - † - †

Ficha ~ Ruddy Anker

Ruddy Anker
Condesa
Condesa

Carga : Muerte
Mensajes : 7
Botones : 13
Puntos de Favor : -1

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Kenneth Stoch el Vie Ene 21, 2011 5:01 pm

Observé fijamente a Hibird, quien era sostenido por una joven. No parecía que iba a hacerle daño, así que no dije nada. Él era inteligente y sabía volver solo a donde sea que yo estuviera. Así que no me preocupé por él.

Casi podría decirse que mi cabeza seguía los pasos de mi corazón. 'Tump, Tump, Tump' no podía callar aquel sonido molesto, que era solamente efectuado por mi estrés. Así, sin darme cuenta, algo que no quise decir se escapó de mis labios.

Al escuchar todo aquel palabrerío, rodé los ojos, aburrido. Me di media vuelta, dispuesto a irme. Caminé por donde había venido, deteniéndome en seco para murmurar: - Están locos. No jugaré a nada. - gruñí, alzando las tonfas para empujar la puerta y dar un paso afuera. Sabia que me metería en problemas por aquello, pero no me importó. Estaba seguro de que podía vencerles una y otra vez si intentaban castigarme. Sonará creído. Pero nadie puede derrotarme, no aquellos putrefactos niños que se creían más que los demás. ¿Por qué no morían en paz? A menos que no estuviesen muertos. Mi temperamento me estaba fallando otra vez. Había cometido un error y había pisado donde no debía. Para mi mala suerte, ya estaba hecho. Ahora no podía decir nada que arregle aquel desafío. Sonreí.


† - † - † - †


Spoiler:


Kenneth Stoch
Mendigo
Mendigo

Carga : Destino
Mensajes : 4
Botones : 6
Puntos de Favor : -3
Fecha de nacimiento : 05/05/1990

Volver arriba Ir abajo

Anochecer Re: ✎ Primera Luna: Creciente

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.