¡Feliz
Halloween!
Rule of Rose
When the curtain open... The princes comes to play again [Priv Dahlia C./The Arethor]
Novedades
03/03
Ven a tomar al Hitch's:

09/03
Nuevas

10/03
¿Necesitas un NPC?

30/03
Nuevo

18/04
Nueva Skin del foro

01/06
Nueva lista de

09/06
Pronto, nuevas medidas de avatares 250x450



Links Rápidos
Últimos temas
» Registro de Físicos
Dom Oct 08, 2017 4:52 pm por The Orphanage

» V. Tributos y Reputación
Dom Oct 08, 2017 4:30 pm por The Orphanage

» Modelo de Ficha
Dom Sep 24, 2017 6:17 pm por The Orphanage

» IV. El Club del Crayón Rojo
Sáb Sep 23, 2017 5:40 pm por The Orphanage

» III. Clases de Personaje
Sáb Sep 23, 2017 2:54 pm por The Orphanage

» II. Ambientación e Historia
Jue Sep 21, 2017 12:13 am por The Orphanage

» I. Reglas del Foro
Miér Sep 20, 2017 8:37 pm por The Orphanage

» Neru Komehada
Lun Nov 24, 2014 10:43 pm por Neru-kun

» Knoxville art cosnervatory (elite)
Miér Feb 26, 2014 4:43 pm por Invitado

» Aku no Musume {Rilliane ID} (En proceso)
Sáb Feb 01, 2014 3:44 pm por Rilliane L. D'Austriche



Búsquedas
realm
Busca Rol & PJ
Nombre Usuario

Mp

realm
Busca Rol & PJ
Nombre Usuario

Mp

realm
Busca Rol & PJ
Nombre Usuario

Mp

realm
Busca Rol & PJ
Nombre Usuario

Mp

realm
Busca Rol & PJ
Nombre Usuario

Mp

realm
Busca Rol & PJ
Nombre Usuario

Mp

Administración
realm

Omega

Webmaster

Mp

Perfil

realm

Sigma

Fichas

Mp

Perfil

realm

Hitori Macleod

Registros

Mp

Perfil

realm

Admin #4

-

Mp

Perfil

Afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Élite 30 de 45
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.

When the curtain open... The princes comes to play again [Priv Dahlia C./The Arethor]

 :: Temas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar

Nicholas Donovan
El Príncipe Vengativo
El Príncipe Vengativo
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Carga : Muerte

Mensajes : 129

Botones : 171

Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Los pequeños pasos levantaban una polvareda sobre la alfombra roja que cubría parte del salón del trono, con la mano derecha sacudió un poco la hombrera del trajecito con que se vestía. Su cabeza seguía dando vueltas de arriba a abajo, se sentía como si hubiese tenido el peor despertar resacoso, con un solo detalle a cuestas. Nicholas nunca ha probado una gota de alcohol, y nunca en su infinita existencia lo hará. Sigue dando pasos, caminando alrededor de su trono, y tratando de buscar en los recovecos de su conciencia, el porqué de esta situación. Pero nada más que sombras salían de su cabeza, borrones incongruentes que alguna vez formaron imágenes, pero ahora no hacían nada más que una jaqueca. Y para peor, Dahlia aún no estaba en la sala del trono.

No estaba, la buscaba con todos sus sentidos alerta y nada, ni siquiera la más mínima huella de su rfagancia. Todo lo que sentía era la opresión del cuerpo de aquél que viene recién levantándose. Siguió dando pasos alrededor del altar, sabía que había una resencia más ahí en aquella habitación, más no era la que el recordaba en esos lugares. ¡ALGO HABÍA CAMBIADO!

-El olvido quema la piel cuando nunca te has costumbrado a él, pero me han olvidado tantas veces- dijo mientras avanzaba hacia la ventana, con ambas manos abrió la cortina para dejar que el cielo nocturno llenara la habitación. Si algo podría traerle de vuelta esas memorias que perdió por un momento, era la noche -No hay lugar de este infierno terrenal que no se haya embebido de mí.- Caminó de vuelta a su altar y subió psito a pasito por este hasta llegar a su asiento. El pequeño osito de felpa gastado por el tiempo seguía sentado ahí, esperando por las pequeñas manitas blancas que lo tomarían nuevamente en brazos. -No hay lugar por el que no hayan caminado mis pasos.- Dijo mientras sonriendo palmoteaba las manos, dándole a entender a aquella entidad que le acompañaba en el orfanato a que se apareciese. O bien, que Dahlia se asomara a su lado como siempre lo hacía.

Por sorpresa.

† - † - † - †

"Be carefull peasant, i'm your prince, i'm your master, i'm everything in your world..."  
avatar

The Orphanage
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Mensajes : 137

Botones : 193

Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Las tablas del piso crujieron, el viento a través de las ventanas ululó cual mortífero presagio, las viejas paredes se agrietaron ahí cerca de los cimientos y lejos en los bosques incluso esos viejos arboles se retorcieron en sus raíces. Fue solo un misero segundo, una mínima fracción de tiempo que necesitó todo el mismísimo lugar para contraerse en sí, casi como una reacción involuntaria o mecánica cuando la mano del agresor se levanta... La carne estaba despierta y de ser así nadie, ni el más pequeño huérfano en todo el lugar tendría un buen dormir esa noche... y ¿el alma? aparentemente seguía sometida al sueño en el que se le había dejado, pero si uno ya estaba despierto el otro no tardaría en abrir sus ausentes ojos.

Esos dos niños son tal para cual, malditos ambos, atados ambos... por siempre ambos


La habitación estaba a oscuras y encerrada en si misma. El suelo polvoriento, transmitiendo esa sensación de tiempo detenido... de abandono. El príncipe abre los ojos y se levanta del sitio donde permanecía casi en estasis, congelado en el tiempo, dormido. Observa el lugar, lo siente y respira y se da cuanta de que no es el mismo ¿desde cuando?
Las cortinas son forzadas a separarse de su mutua compañía dejando entrar a la eterna noche al lugar, llenando un sitio que se veía solo.

El príncipe aun seguía en la ventana cuando las velas del sitio encendieron sus luces llenando el pasillo central de pequeñas llamas, haciendo retroceder a las sombras que se refugiaron en las esquinas del lugar.

† - † - † - †

¿Recuerdas las historias de Terror y monstruos que nos contaban de niños?
Te tengo dos malas noticias...
La infancia ya ha acabado y los Monstruos no se han ido...
avatar

Nicholas Donovan
El Príncipe Vengativo
El Príncipe Vengativo
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Carga : Muerte

Mensajes : 129

Botones : 171

Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

El destino siempre reaparece para recordarnos donde estamos y porque estamos acá. La noche seguía coronando la habitación con sus rayos de luna y la cabecita del principe seguía atiborrándole de información, sentía el hedor de la desconfianza, la putrefacción que exuda la traición. Sus manos comenzaban a temblar como normalmente lo hacía cuando empezaba a dejar salir y correr por los pasillos del orfanato, su sagrada locura.

Dió media vuelta y observó como las luces de las velas ya estaban encendidas, el orfanato le iluminaba el camino al trono, o simplemente manifestaba su presencia ahí. Miraba toda la habitación por si encontraba en algún recodo la presencia de la princesa. Su cabeza aún seguía manifestandose por todo el lugar, y su locura recorriendo los pasillos del orfanato, como queriendo embeber el lugar con su presencia. como que todo el orfanato supiera que el estaba despierto, que había vuelto, y que esta vez las cosas no serían fáciles para las pequeñas ratas que allí habitan. Y finalmente habló.

- Si estás acá manifestandote frente a mí, es porque ya sabes lo que ha de pasar ¿No? - dijo mientras caminaba hacia su trono, levantándose por las mesas y sillas que armaban su trono. Llegó frente a su asiento y levantó el osito de felpa que le daba su título. Lo tomó entre sus brazos y tomando asiento alzó la voz nuevamente para recitar su mantra.

- Ten cuidado con lo que haces pequeño plebeyo, no me importa si eres un humano o un ente sobrenatural, has de saber que en este lugar yo soy tu rey, tu patrón y gran señor - Tomó aire mientras se acomodaba las gafas.


- ¡Soy todo lo que necesitas en este mundo! -


Se sentó mientras mantenía su osito entre las manos. Ha comenzado una nueva era.

† - † - † - †

"Be carefull peasant, i'm your prince, i'm your master, i'm everything in your world..."  
avatar

The Orphanage
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Mensajes : 137

Botones : 193

Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

La locura del príncipe comenzó a manifestarse de manera tangible, si un niño hubiese estado ahí hubiese lanzado vapor de agua con cada exhalación a causa del frió que comenzaba a reptar fuera de la habitación para llenar los corredores de todo el orfanato cual tentáculos, cual talones de la locura abrazando y consumiendo todo a su paso. ¿a cuantos niños se les crisparía la espina por este mal presentimiento?

Nicholas rugió acomodándose en el lugar que le correspondía. Entonces y solo entonces dos velas más encendieron sus fuegos fatuos en uno de los costados oscuros de la habitación iluminando un biombo de cartón o madera con un agujero rectangular en medio a la altura de la vista del muchacho. Era una especie de escenario para marionetas y quizás lo era, por qué de pronto cayeron por detrás del biombo 5 muñecas colgadas desde el cuello.

Cada una era distinta a la otra; una roja, una morada, una amarilla, una verde y una azul, y estaban ordenadas de derecha a izquierda todas en fila y a la misma altura. A pesar de sus diferencias, compartían la mirada perdida y la sonrisa bobalicona.

Las muñecas giraron sus ojitos vacíos hacia el Príncipe y si no fuese por estar ahorcadas seguramente hubiesen inclinado el rostro antes de mirarle tan directamente.

† - † - † - †

¿Recuerdas las historias de Terror y monstruos que nos contaban de niños?
Te tengo dos malas noticias...
La infancia ya ha acabado y los Monstruos no se han ido...
avatar

Nicholas Donovan
El Príncipe Vengativo
El Príncipe Vengativo
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen
Carga : Muerte

Mensajes : 129

Botones : 171

Puntos de Favor : 0

Volver arriba Ir abajo

Su mirada seguía fija entremedio del sendero iluminado que la habitación le entregaba, incluyendo las dos nuevas luminarias. Se quedó tranquilo, y con sus manos un poco temblorosas, aferraba un poco más a ese pequeño trozo de felpa con forma de osito. Miró esperando respuesta alguna de aquél lugar y así fue.

Observó como el pequeño teatro de marionetas se movía, armándose y poniéndose frente a él. Le gustaban las obras en su honor, más no le agradó el hecho de ver aquellas muñecas colgando. Pero en parte entendió el mensaje que a su cabeza llegaba, o al menos eso es lo que el creía saber. Errático en su pensar, y aún dejándose llevar por la voraginé de trastornos que en su cabeza harían fiesta, se puso de pié. Y avanzó lentamente hasta el pequeño teatro. Estiró la mano y tomó la muñeca morada.

- Hay veces en las que se necesita solo un cambio para que el mundo entienda, hay veces en que las palabras están de más - tiró la muñeca, con la intención de arrancarla, ese color púrpureo le recordaba a su amada, y no le gustaba la forma en la que ese color era tratado. - Y por otra parte, hay veces en las que los cambios son necesarios sin que nadie lo sepa - levantó a su osito, y lo levantó a la altura de su rostro. Acerco ambos para llegar casi a besar al oso, y sigió caminando hacia el trono nuevamente, esta vez estiró la mano hacia un costado, y las cortinas que se encontraban abiertas se cerraron de golpe, el azote de las cortinas pegó de golpe sobre las pequeñas llamas más cercanas al trono y al príncipe en sí, dejándo un pequeño instante de obscuridad.

Momento que se hizo eterno en el momento en el que el príncipe se dejaba entremezclar con las sombras del lugar, con las que escapaban de su propia sombra y las que se manifestaban de su propia cabeza, y así el pequeño suspiro de sombras que pasó se hizo casi sempiterno, hasta que la luz volvió a cubrir al príncipe. Pero ya no era el príncipe quién estaba ahí. ahora había una silueta mucho más alta que él. Los cabellos ya no caían hasta la altura del hombro, sino que eran mucho más cortos. La ropa parecía ser del mismo estilo que el príncipe acostumbraba llevar, pero esta vez era todo diferente, se veía un poco más ¿Adulto?

Giró sobre su propio eje, mostrándo su nueva forma. La piel pálida, los ojos muertos, pero a la vez llenos de ese halo de misterio que envuelven las acciones del mandamás del orfanato.

† - † - † - †

"Be carefull peasant, i'm your prince, i'm your master, i'm everything in your world..."  

Contenido patrocinado
Carga
Mensajes
Empleo
Botones
Puntos de Favor
Imagen

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Temas

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.